José es una vid fructífera

49: 22-26

ESCUDRIÑAR: ¿De qué manera José fue una vid fructífera? ¿Quién lo atacó? ¿Cuáles son los tres títulos principales de Dios usados ​​aquí? ¿A qué apuntan? ¿Por qué es importante? ¿Habla más de José o del Dios de José? ¿Qué correlación vieron los rabinos entre Yosef y el Mesías? ¿Cómo el hecho de que los rabinos no creyeran, y aún no crean, en dos venidas diferentes de Yeshua afecta su teología? ¿Dónde vemos a José durante el reinado del Mesías en el Milenio?

REFLEXIONAR: Si se siente abrumado hoy, ¿puede dejar que Jesús sea su Pastor? Si todo el mundo le ha abandonado y está solo, ¿puede estar en la Roca, en Cristo? Si siente que no puede seguir así otro día, ¿puede permitir que El Shadday lo alimente y lo sostenga? José tuvo una elección sobre cómo él reaccionó a la adversidad en su vida. ¿Tiene usted la misma opción? ¿Qué clase de vaso es usted (2 Timoteo 2:21)? ¿Qué tipo de fruto espiritual está produciendo?

Retoño fructífero es José, Retoño fructífero junto a la fuente, Cuyos vástagos trepan sobre el muro. Lo amargaron, lo asaetearon y lo aborrecieron los arqueros. Mas su arco permaneció en firme, Y fueron fortalecidos los brazos de sus manos, Por las manos del Fuerte de Jacob, De allí el Pastor, la Piedra de Isra’el, Por el Dios de tu padre, quien te ayudará, Por ’El-Shadday, que te bendecirá Con bendiciones de los cielos arriba, Con bendiciones de las profundidades abajo, Con bendiciones de los pechos y de la matriz. Las bendiciones de tu padre Han sobrepasado las bendiciones de mis antepasados Hasta el límite extremo de los collados eternos. Sean ellas para la cabeza de José, Y para la coronilla del consagrado entre sus hermanos (49:22-26).

Finalmente, Jacob se volvió hacia los hijos de su amada Raquel, José y Benjamín. José era el undécimo hijo de Jacob (por no mencionar a sus hijas), y habló con mayor detalle a José que a cualquiera de sus otros hijos. Él era el primogénito de su esposa favorita y Jacob claramente lo había echado a perder (ver Ix -José es vendido como esclavo por sus hermanos). Pero Jacob reconoció las cualidades de liderazgo de José y lo puso a cargo de pastorear el rebaño, aunque era más joven que todos los hermanos, excepto por Benjamín. En pocas palabras; Jacob vio cualidades en José que no vio en sus otros hijos.

Técnicamente, no hay tribu de José. En cambio, José recibió una doble bendición y sus dos hijos, Efraín y Manasés, cada uno se convirtió en una tribu propia (Génesis 48; Josué 14:4; Ezequiel 47:13). El TaNaJ, en ocasiones, se refiere a una tribu de José (Josué 17:17; Jueces 1:22-23; 2 Samuel 19:20; Amós 5:6; Apocalipsis 7:8). Sin embargo, en los contextos enumerados aquí, la tribu de José parece referirse a la tribu de Efraín o a la de Manasés, o a la casa de José, que incluía a Efraín y Manasés.

Retoño fructífero es José, Retoño fructífero junto a la fuente, Cuyos vástagos trepan sobre el muro (49:22). En la Biblia se usa con frecuencia la vid fructífera, bien regada, que significa mucha productividad y fecundidad (Salmo 128:3, Ezequiel 19:10).794 La palabra fructífero tiene la misma raíz que el nombre Efraín, que significa fruta doble. En la historia de los hijos de José están los relatos de los líderes victoriosos. Josué, Débora y Samuel fueron todos de la tribu de Efraín; mientras que Gedeón y Jefté vinieron de la tribu de Manasés.795 Los descendientes de José serían fuertes y numerosos. De la metáfora de una vid fructífera, Jacob cambia a una figura guerrera acosada por los arqueros enemigos que habían intentado destruirlo como enemigo odiado. Lo amargaron, lo asaetearon y lo aborrecieron los arqueros (49:23). Esto se refiere al maltrato que José sufrió primero a manos de sus hermanos, y luego de la esposa de Potifar (ver Ji - La esposa de Potifar dijo: ¡Acuéstate conmigo! Pero José huyó y salió afuera). Sus lenguas mentirosas parecían ser tan agudas como flechas.

¿Cuál era el enfoque de José? Nunca escuchamos una palabra negativa de él. ¿Cómo hizo él para pasar por las pruebas y las turbulencias de su vida? Pero debido a su fuerza moral y espiritual, su arco permaneció estable en medio de los ataques. José fue probado, pero sus fuertes brazos se mantuvieron firmes, una metáfora de su sabiduría, coraje y paciencia. En resumen, mantuvo su integridad y su devoción a través de todas sus pruebas, soportando todas sus cargas con una resolución invencible, y no se hundió bajo la presión de ellas.796

Hay tres nombres que el Espíritu Santo usa para describir cómo José lo hizo a través de las pruebas y cargas en su vida. ¿Cuál era su enfoque en el pozo (ver Ja - José en el Pozo)? ¿Cómo se las arregló José después de haber sido enviado a la cárcel por algo que no hizo? (ver Jk -Mientras José estaba en la cárcel, el Señor estaba con él, y le concedió el favor ante el guardián de la prisión)? ¿Cómo mantuvo José su cordura después de haber sido dejado olvidado en la cárcel por dos años por alguien a quien él había ayudado a obtener la libertad (véase Jp - El Jefe de los Coperos no se acordó de José: se le olvidó)? Nunca se escucha a José quejarse de sus circunstancias, porque era la mano de Dios, por las manos del Fuerte de Jacob, quien lo sostenía (49:24a). Este mismo Poderoso produciría al Mesías.

Mas su arco permaneció en firme, Y fueron fortalecidos los brazos de sus manos, Por las manos del Fuerte de Jacob, De allí el Pastor, la Piedra de Isra’el,

El primer nombre es el Pastor. A pesar de que el concepto de Mesías no había sido revelado durante la vida de José, él sabía que Dios estaba cuidando de él. Más tarde, David sería más específico: YHVH es mi pastor, nada me falta. En lugares de tiernos pastizales me hace descansar, Junto a aguas de reposo me conduce. Restaura mi alma, Me guía por sendas de justicia por amor de su Nombre. Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque Tú estás conmigo, Tu vara y tu cayado me infunden aliento. Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores, Has ungido mi cabeza con aceite, Mi copa está rebosando. Ciertamente el bien y la misericordia me escoltarán todos los días de mi vida, Y en la Casa de YHVH moraré por largos días. (Salmo 23:1-6). Finalmente, en el Nuevo Pacto, aprendemos que el Pastor no es otro que el mismo Jesús, cuando dijo: Yo soy el buen pastor, y conozco las mías, y las mías me conocen (Juan 10:14).

El segundo nombre es la Roca de Isra’el (Éxodo 17:6; Segundo Samuel 23:3; Isaías 8:14; 30:29). Esta es la primera vez en la Biblia que Yeshua es referido como el Pastor o la Roca. Una vez más, aunque este concepto de que el Mesías es la Roca no se reveló en ese momento, José percibió que tanto él como su padre Jacob estaban siendo guiados por el mismo Dios que los estaba pastoreando y fortaleciendo.797 Mucho más tarde, Isaías diría: Confiad en YHVH perpetuamente, Porque en YHVH está la Roca de los siglos (una duplicación para enfatizar el punto) (Isaías 26:4). Aquí Moisés usa el nombre propio en su forma más enfática. Muchas veces en el TaNaJ, el uso de la palabra la Roca es una imagen del Mesías (Génesis 49:24; Éxodo 17:6; Números 20:8; Deuteronomio 32:4 y 13; II Samuel 22:2; Salmo 18:2, 10:14; 40:2; 61:2; 92:15; Isaías 8:14). La Biblia enseña que el CRISTO (el Mesías Yeshua) está a la diestra de Dios, el cual también intercede por nosotros (Romanos 8:34b).

El tercer nombre es El Shadday. Hay un juego de palabras en el texto con este nombre. Shad significa pecho en hebreo y aparece veinticuatro veces como El Shadday, y significa Aquel que nutre, suministra y satisface (Isaías 60:16). La palabra hebrea day significa provisión, sustento o bendición. Combinado con la palabra para Dios, o El, entonces se convierte en Uno poderoso para nutrir, satisfacer y suministrar.

El alcance de las bendiciones de José fue asombroso. Jacob acentuó que porque el Dios de su Padre ayudaría a José, y por causa de El Shadday o Dios Todopoderoso, su hijo sería bendecido de tres maneras. Primero, él sería bendecido por el rocío desde los cielos de arriba (Génesis 27:39; Deuteronomio 33:13a). En segundo lugar, sería bendecido por los manantiales y las fuentes de las profundidades que se encuentran por debajo (Deuteronomio 33:13b), y en tercer lugar, sería bendecido por el pecho y el vientre (49:25c). La tribu de José se convirtió en la más grande porque se desarrolló a partir de sus dos hijos Efraín y Manasés.

El secreto de la habilidad de José para soportar las dificultades que enfrentó en la vida fue el hecho de que confió en el Pastor, la Roca de Isra’el, El Shadday. Nosotros también tenemos que aprender esta lección cuando se trata de los problemas en nuestras vidas. No es que podamos minimizar nuestros problemas, sino que necesitamos maximizar a Dios. Aprendamos de José y caminemos en la bendición del Señor.

Los rabinos siempre han estado intrigados con José. Se dieron cuenta de que había algo acerca de este hijo de Isra’el que les hablaba. ¿Era José humano? Por supuesto que sí. Pero ellos vieron lo que ellos creían que era una correlación entre Yosef y lo que ellos creían que el Mesías sería cuando Él viniera (véase Iw - El relato escrito de las generaciones de Jacob). Pero, ¿cómo sería el Ungido?

Por un lado, los rabinos sabían que el Mesías sería como el Rey David. Él sería el rey más grande de la historia de Isra’el, trayendo paz y bendición a la Tierra. Por lo tanto, lo llamaron Mashiaj ben-David. Pero los rabinos también se dieron cuenta de que había versículos dentro de la Torá y los Profetas que dan una imagen diferente del Mesías, un Mesías sufriente y rechazado. Como José, será injustamente acusado. Así que los rabinos ponderaron la posibilidad de que José era un presagio del Mesías venidero. ¡Ambos fueron rechazados por sus propios hermanos; ambos quedaron muertos; ambos sufrieron persecución, y ambos no fueron reconocidos por sus hermanos cuando los vieron! Así que ellos llaman a este perseguido Mashiaj ben-José (Sanedrín 98).

Tenga en cuenta que la Torá nunca habla en realidad de dos Mesías, pero esto es lo que los rabinos "deducían" al leer las Escrituras. ¿Cómo podría haber un Mesías viniendo a gobernar y otro Mesías para ser rechazado? Los rabinos no reconocían el concepto de las dos venidas de Cristo. En Su Primera Venida, Él sería llamado el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo (Juan 1:29b) viniendo a ser sacrificado como sacrificio; y en Su Segunda Venida, será conocido como el León de la Tribu de Judá (Apocalipsis 5:5) que viene a gobernar y reinar durante mil años (Apocalipsis 20:1-3).

Por el Dios de tu padre, quien te ayudará, Por ’El-Shadday, que te bendecirá Con bendiciones de los cielos arriba, Con bendiciones de las profundidades abajo, Con bendiciones de los pechos y de la matriz (49:25). José podría haberse sentido débil e indefenso, pero El Shadday dijo te bendeciré porque estás de pie en la Roca.

Por último, José recibiría la bendición de Jacob mismo. Las bendiciones de tu padre han sobrepasado las bendiciones de mis antepasados hasta el límite extremo de los collados eternos (49:26a). Las bendiciones de Jacob fueron mayores que las recibidas por Abraham e Isaac. Ellos sólo pudieron bendecir a un hijo cada uno; sin embargo, Jacob bendijo a catorce hijos. Él profetizó: Sean ellas para la cabeza de José, Y para la coronilla del consagrado entre sus hermanos (49:26b). Y también todas las bendiciones de Jacob serían derramadas sobre la cabeza, el Nazir, de José, porque él sería el príncipe entre sus hermanos. La palabra fue usada más adelante nazareo (Números 6:1-21), que fue separado para Dios.798 Como resultado, el una vez fue separado de sus hermanos por el rencor luego fue separado de sus hermanos por la bendición.799

En el futuro escatológico lejano, durante el Reino Mesiánico, José continuará heredando una doble porción de la tierra (Ezequiel 47:13), una para la tribu de Manasés (Ezequiel 48:4) y otra para la tribu de Efraín (Ezequiel 48:5).

Jacob comenzó su profecía con fecundidad cuando dijo: Retoño fructífero es José, Retoño fructífero junto a la fuente, Cuyos vástagos trepan sobre el muro (49:22). Por lo tanto, la bendición de José puede resumirse en la palabra fructífero. No hay nada más glorioso en la vida que la fecundidad. El fruto es la expresión natural y necesaria de la vida espiritual, y la forma en que nuestro Señor lo enfatizó (Juan 15:1-17), muestra la importancia de la fecundidad en el Evangelio. Las personas que, como José, son fieles a ADONAI, producirán mucho fruto bueno, y sus vidas serán llenos del fruto de la justicia, que es por medio de Jesús el Mesías, para gloria y alabanza de Dios (Filipenses 1:11).800

Al ver al más joven de sus doce hijos, Ya’akov se volvió hacia Benjamín, cuya madre Raquel murió durante el parto.

Ntd: En esta traducción se empleó la BTX 3º edición.

 

< previous page
next page >

Génesis | Exodo | Isaias | Rut | Ester | Jeremias
La Vida de David | Jonas | Judas | La vida de Cristo | Hebreos | Apocalipsis
English | Español | Testimonios | Acerca de nosotros