Neftalí es una cierva suelta que pronuncia
bellas palabras

49: 21

ESCUDRIÑAR: ¿Quién dio a luz a Neftalí? ¿Quién le puso nombre? ¿Qué significa su nombre? ¿Por qué Neftalí fue como cierva suelta? ¿Qué enseñaron los rabinos acerca de a qué aludían las hermosas palabras pronunciadas? ¿Cómo se puede interpretar la palabra hebrea shefer? ¿De dónde viene esta interpretación? ¿Qué dice Isaías acerca de Neftalí? ¿Qué dijo Jesús sobre él? ¿Quién dice el apóstol Pablo que levantó el velo para el pueblo judío? ¿Qué ejemplo nos da hoy el profeta Habacuc?

REFLEXIONAR: ¿Cómo está usted participando en una lucha desesperada como Neftalí? ¿Qué tipo de palabras usa para su situación en la vida en este momento? ¿Cuál es su actitud durante sus luchas? ¿Mantiene usted un espíritu de gratitud o simplemente quiere maldecir a Dios y morir (Job 2:9)? ¿Exalta sus problemas o exalta a ADONAI (Salmo 23; Romanos 8:31-39)? ¿Ha revelado las Buenas Nuevas a alguien últimamente?

Neftalí es una cierva en libertad, que pronuncia palabras hermosas. LBLA

Neftalí, cierva suelta, Que pronunciará dichos hermosos. RV60

Neftalí es, Que está dando hermosísimas crías (49:21). BTX 3º

Cuando Jacob levantó la vista de su lecho de muerte, sus ojos cayeron sobre Neftalí, el último de los hijos de sus siervas. Neftalí era el sexto hijo de Ya'akov, llevado a él por la sierva Bilha, de Raquel (véase Hj - La sierva de Raquel, Bilha dio a Jacob un hijo y Raquel lo nombró Dan). Neftalí fue su segundo y último hijo con Ya'akov. Cuando Neftalí nació, dijo Raquel: Con luchas de Dios he luchado con mi hermana, y he vencido. Y llamó su nombre Neftalí (30:8), que significa yo he estado enredado en una lucha desesperada.

Cuando Ya'akov bendijo a sus doce hijos, dijo: "Neftalí, cierva suelta, Que pronunciará dichos hermosos" (Génesis 49:21). Pocas palabras pero profundas. Sólo seis palabras en hebreo. La imagen presentada es de alguien de quien brotan buenas noticias y las esparce rápido. Más tarde, Moisés bendijo a la tribu diciendo: ¡Oh Neftalí, saciado de favores, Y colmado de la bendición de YHVH, Posee tú el mar y su comarca! (Deuteronomio 33:23). En Josué 19:32-39, nos enteramos de que la tierra de Neftalí estaba en el norte de Israel, bordeando el territorio de Aser, y el mar de Galilea tocó la parte sur de su territorio.

Ya'akov utilizó una metáfora para describir a Neftalí y dijo en un futuro cercano histórico que sería productivo y tendría muchos descendientes. Como una cierva, en Neftalí es retratada la fuerza, la seguridad, la belleza y la velocidad. Sus descendientes serían como guerreros, con rápidas manos, la flota en marcha, y la suya era una de las pocas áreas de la tierra de la promesa que no mostraron ningún vestigio de la ocupación cananea. Los rabinos enseñan que este versículo es una alusión a la batalla contra Jabín y Sísara de los cananeos, cuando los hombres de Neftalí fueron rápidos para responder a la llamada de el juez Débora (Jueces 4:1-24).

Los rabinos también enseñan que la frase pronunciará dichos hermosos, alude al canto de triunfo cantado por Débora y el (general) Barac después de la victoria contra los cananeos. Cuando regresaron de la batalla, trajeron con ellos dichos hermosos o hermosas palabras (Jueces 5:1-31). Pero como creyentes, estas hermosas palabras, o imrei shefer (o emer shéfer), son las buenas nuevas del Evangelio. Neftalí no sólo traería un hermoso mensaje a los que lo rodeaban, sino a todas las naciones del mundo.

La palabra hebrea shefer también se puede interpretar como quitar el velo. Como en la boda judía. Una de las diferencias entre una boda gentil y una boda judía, es que en la boda judía se ordena a la pareja que se vean antes de la ceremonia. En las boda gentil esto se considera de mala suerte (o lo que sea que signifique). Si usted recuerda, Jacob tuvo un pequeño problema en su boda (ver Hg - Jacob se casó con Lea y Raquel), y desde entonces los judíos quieren ver exactamente con quién se están casando. Así que hoy en día el novio es realmente mandado a levantar el velo de de la novia en la ceremonia de boda judía. Así que esta palabra, shefer, es otra manera de decir develar a la novia, hacer las cosas claras, o tener una revelación.

En el tiempo del Mesías, la tierra de Neftalí era parte del área de Galilea, y fue vista por los judíos en Judea como un lugar de deshonra, lleno de gentiles paganos (Juan 1:46 y 7:52). Pero mucho antes Isaías había profetizado que Neftalí sería honrado: En tiempos pasados hizo que fuera despreciada. . . la tierra de Neftalí, así en los venideros la hará gloriosa por el camino del mar, al otro lado del Jordán, en Galilea de los gentiles (véase el comentario sobre Isaías Cj - Él honrará a Galilea de los gentiles). Este honor vino con la venida de Jesucristo. Todos los discípulos de Yeshua, excepto Judas, que lo traicionó, eran de Galilea, y gran parte del ministerio de Jesús tuvo lugar allí. Por lo tanto, El pueblo que andaba en tinieblas verá gran luz; A los que moraban en tierra de sombra de muerte, Les resplandecerá la luz (Isaías 9:2).

Cuando oyó que Juan [el Bautista] había sido encarcelado, se retiró a Galilea, y dejando Nazaret, habitó en Cafarnaum, la de junto al mar, en los confines de Zabulón y de Neftalí, para que se cumpliera lo dicho por el profeta Isaías, cuando dijo: Tierra de Zabulón y tierra de Neftalí, Camino del mar, más allá del Jordán, Galilea de los gentiles. El pueblo asentado en tinieblas vio gran luz, Y a los asentados en región y sombra de muerte, Una luz les amaneció. Desde entonces comenzó Jesús a predicar y decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado (Mateo 4:12-17). Usted sólo se puede imaginar cómo los lectores judíos del primer siglo se habrían sentido después de leer esto. Los rabinos les habían enseñado que cuando el Mesías viniera, vendría del norte. Ellos pensaron que vendría de Galilea de los gentiles. De un pueblo que históricamente había vivido en la oscuridad, vendría la gran luz. De Neftalí, el lugar mismo donde los profetas dijeron que la Buena Nueva debe venir. Vendría de Galilea, no de la ciudad del Vaticano o la cuna de los mormones la ciudad Salt Lake.791

El apóstol Pablo nos dice que fue por el Mesías que el velo fue levantado. Pero el entendimiento de ellos fue embotado, porque hasta el día de hoy, sobre la lectura del antiguo pacto, permanece el mismo velo no descorrido, que por el Mesías es quitado; y aún hasta el día de hoy, siempre que es leído Moisés, un velo está puesto sobre el corazón de ellos, pero cuando alguno se convierte al Señor, el velo se va quitando, porque el Señor es el Espíritu, y donde está el Espíritu del Señor, hay libertad. Pero nosotros todos, con rostro descubierto, contemplando como en un espejo la gloria del Señor, vamos siendo transformados por el Espíritu, de gloria en gloria, en la misma imagen del Señor (2 Corintios 3:14-18).

Aquí el apóstol Pablo mezcla en una segunda metáfora: la dureza de las mentes y los corazones, con la primera sobre la visión y el entendimiento deteriorados en 2 Corintios 4:3-6. Sus mentes, o las mentes del pueblo judío no salvo, fueron endurecidas y no receptivas a la palabra de Dios (véase Romanos 11:7), hasta el día de hoy, los días de Pablo, pero todavía es verdad hoy, el mismo velo permanece sobre ellos, de modo que cuando leen el TaNaJ no ven que apunta hacia el Mesías. Y el velo miente sobre su corazón, en singular, refiriéndose a la comunidad en su conjunto, que resiste ser abierto a Su verdad y ejerce presión social contra el estar examinando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así (Hechos 17:11b). A pesar de que a lo largo de la historia los judíos individualmente han estado abiertos a la Buena Nueva y la han recibido.

Esta es una guerra espiritual pura y simple que esclaviza al pueblo judío de ver que el propósito de la ley es el Mesías, para justicia a todo el que cree (Romanos 10:4). Yeshua mismo señaló el mismo punto a los líderes religiosos de su tiempo cuando dijo: Escudriñáis las Escrituras, porque os parece que en ellas tenéis vida eterna, y ellas son las que dan testimonio de mí. ¡Y no queréis venir a mí para tener vida!...No penséis que Yo os acusaré delante del Padre; hay quien os acusa: Moisés, en quien vosotros habéis puesto la esperanza. Pero si creyerais a Moisés, me creeríais a mí, porque de mí escribió él. Pero si no creéis a sus escritos, ¿cómo creeréis a mis palabras? (Juan 5:39-40 y 45-47).792 Así que Jesús levantó el velo para dejar las cosas claras, pero debido a su orgullo y arrogancia, ellos no tendrían nada de eso.

ELOHIM Adonai da triunfo sobre las circunstancias a los que confían en Él. Como Job dijo: Aunque me mate, en Él esperaré, Con tal de defenderme ante Él (Job 13:15). Dios es más grande que todos nuestros problemas. La manera de salir de debajo de la carga es ponerse justo debajo de ADONAI. Estar bajo el SEÑOR es estar sobre las circunstancias. Esta es una lección que vale la pena aprender, especialmente cuando el mundo parece un pozo de arena movediza. El profeta Habacuc, por ejemplo, estaba a punto de decaer cuando comenzó su libro. La destrucción, la violencia, la lucha, el conflicto, la injusticia y la maldad eran todo lo que podía ver. Pero clamó a Dios y su grito no pasó desapercibido. El SEÑOR no sólo contestó su queja, sino que también proporcionó la confianza necesaria para sacarlo del cenagal. Habacuc comenzó en el pozo, pero terminó en la cima de la montaña. Su viaje no fue fácil, pero ciertamente valió la pena.

Las quejas del profeta fueron anuladas por la confianza. Finalmente él diría: ¡Adonay YHVH es mi fortaleza! Él me da pies como de ciervas y me hace andar en las alturas (Habacuc 3:19). Su temor se volvió hacia la fe y se transformó de un profeta agrio y nervioso, cargado de cargas, a un predicador seguro y alegre, animado por la bendición. Debemos tomar nota de eso. Los justos, los rectos, los felices, los contentos y los victoriosos viven de su fe.793

En el futuro escatológico lejano durante el reino mesiánico Neftalí tendrá su territorio: Junto al límite de Aser, desde el lado oriental hasta el lado del mar, (Ezequiel 48:3).

La pregunta que todo el mundo eventualmente tiene que responder es la siguiente: Cuando se levanta el velo - ¿quién está debajo? ¿Es Joseph Smith? ¿Es el Papa? ¿Es Buda? ¿Es Mary Baker Eddy? ¿Es Muhammad? Para aquellos que aman al Dios de Abraham, Isaac y Jacob, es El Mesías ben-David (hijo de David).

Continuando alrededor del círculo de su profecía antes de morir, cuando Ya’akov se volvió hacia su siguiente hijo, vio la cara de su amado José, que era el hijo de su esposa favorita Raquel.

Ntd: En esta traducción se empleó la BTX 3º edición.

 

< previous page
next page >

Génesis | Exodo | Isaias | Rut | Ester | Jeremias
La Vida de David | Jonas | Judas | La vida de Cristo | Hebreos | Apocalipsis
English | Español | Testimonios | Acerca de nosotros