La Bendición y la maldición de los hijos de Jacob

49: 3-27

Las futuras historias de las tribus son vistas como una consecuencia del carácter actual de cada hijo como Jacob profetiza. Y el carácter del hijo, en cierta medida, se convierte en el carácter de la tribu. En cierto modo, esto es como la profecía de Noé respecto a sus tres hijos (9:24-27), derivada de la conducta y el carácter de sus hijos, y también delineó las tres corrientes de naciones que saldrían de ellos.761 Podemos ver una organización deliberada en dos partes del capítulo: primero los oráculos negativos acerca de Rubén, Simeón y Leví en los versículos 3-7, y luego los oráculos positivos sobre Judá, Zabulón, Isacar, Dan, Gad, Aser, Neftalí, José y Benjamín en los versículos 8-27.

La bendición y la maldición de los doce hijos reiteran el tema principal del libro. La humanidad perdió la bendición de ADONAI por medio del pecado y la rebelión en el huerto del Edén, pero el SEÑOR restaurará Sus bendiciones a través de la Semilla de Abraham.762 Habrá una profecía histórica cercana y una profecía escatológica lejana dada para cada tribu.

Ntd: En esta traducción se empleó la BTX 3º edición.

 

< previous page
next page >

Génesis | Exodo | Isaias | Rut | Ester | Jeremias
La Vida de David | Jonas | Judas | La vida de Cristo | Hebreos | Apocalipsis
English | Español | Testimonios | Acerca de nosotros