La matanza en Siquem por Simeón y Leví

La matanza en Siquem por Simeón y Leví

34: 25-29

ESCUDRIÑAR: ¿Qué nos dice la masacre y el saqueo de la ciudad, acerca de la condición espiritual de la familia de Jacob?

REFLEXIONAR: ¿En dónde tiene usted que asegurarse que la ira no lo domina? ¿Cómo lo afecta a usted y a su fe en Dios un deseo de venganza?

Y aconteció al tercer día, cuando ellos estaban más adoloridos, que dos de los hijos de Jacob, Simeón y Leví, hermanos de Dina, tomando cada uno su cuchillo, llegaron contra la ciudad confiada y asesinaron a todos los hombres (34:25). El resultado de la trama fue trágico y cruel, cuando sentían el mayor dolor, tomaron sus armas y fueron de una casa a otra, matando a todos los hombres. La circuncisión de adultos es dolorosa y prácticamente incapacitó a los hombres de Siquem por varios días. Además, la fiebre que se desarrollaría como resultado del circuncisión sólo se les haría a los hombres más vulnerable. Los hombres de la ciudad no podían realmente defenderse. Los hermanos vinieron sobre ellos como buitres que aterrizan en cadáveres.528 Y asesinaron a filo de cuchillo a Hamor y a Siquem su hijo, y sacaron a Dina de la casa de Siquem, y salieron (34:26). Ellos pensaron que debido a que Siquem había llevado a Dina a su casa por la fuerza, estaban dispuestos a volverla a su casa por la fuerza. Ellos se vengaron del pecado con un pecado mayor.

Simeón y Leví razonaron además que si su padre no iba a defender el honor de su hija, ellos defenderían el honor de su hermana. Era bastante malo que hubiera sido violada y tratada como una prostituta, pero la indiferencia de su padre acerca de toda la situación los puso aún más furiosos. Todos ellos se sentían menospreciados porque Lea era su madre. El favoritismo de Jacob hacia Raquel y sus hijos era muy molesto para el lado de Lea de la familia. Una vez más, el favoritismo de Jacob estaba causando mucho dolor.

Las excavaciones arqueológicas han descubierto que Siquem era una ciudad de cerca de dos hectáreas y media, por lo tanto, probablemente, era ocupada por quinientos a mil habitantes. Posiblemente los dos hermanos no podrían haber matado a todos solos; por lo tanto, sus siervos probablemente les ayudaron. El saqueo siguió a la matanza.

Los hijos de Jacob pasaron sobre los muertos y saquearon la ciudad, porque habían violado a su hermana (34:27). Solo Simeón y Leví cometieron los asesinatos, pero todos los otros hijos probablemente ayudaron en el saqueo. Y tomaron sus ovejas, sus vacas y sus asnos, lo que había en la ciudad y lo que había en el campo y toda su hacienda, y se llevaron cautivas a todas sus criaturas y sus mujeres, y saquearon todo lo que había en la casa (34:28-29). Era irónico porque los hombres de Siquem habían planeado apoderarse de toda la riqueza de Jacob, sin embargo, ¡ahora todo su riqueza pertenecía a los hebreos! Así que la combinación de un padre pasivo y, de hermanos vengativos y crueles fue mortal para los hombres de Siquem.

Ya'akov probablemente no se dio cuenta de lo que había pasado hasta que vio a los cautivos y el botín al regresar sus hijos de Siquem. Dina los acompañó y fue, sin duda, en un estado de shock. A pesar de que él debe haber estado horrorizado con la magnitud de lo que había pasado, la falta de liderazgo de Jacob le había dado la oportunidad a Simeón y a Leví para demostrar que eran realmente hombres de traición y no de justicia. Jacob nunca olvidaría esto. En su lecho de muerte, dijo a ellos: Maldita sea su cólera, que fue fiera, Y su furor, que fue cruel, Los dividiré entre Jacob, Y haré que se dispersen en Isra’el (49:7).

Ntd: En esta traducción se empleó la BTX 3º edición.

 

< previous page
next page >

Génesis | Exodo | Isaias | Rut | Ester | Jeremias
La Vida de David | Jonas | Judas | La vida de Cristo | Hebreos | Apocalipsis
English | Español | Testimonios | Acerca de nosotros