Melquisedec: Rey de Salén y sacerdote del Dios Altísimo

Melquisedec: Rey de Salén
y sacerdote del Dios Altísimo

14: 17-24

ESCUDRIÑAR: ¿Por qué Abram aceptó la bendición y dio el diezmo a Melquisedec? Dada la diferente forma en que trata a Abram al rey de Salén y el rey de Sodoma, ¿qué le dice esto acerca del carácter y la fe de cada uno? ¿De qué manera este contraste agudiza el contraste entre Abram y Lot?

REFLEXIONAR: ¿son sus amigos influyentes más parecidos al rey de Sodoma o al rey de Salén? ¿Quién le está bendiciendo hoy? ¿A quién puede usted bendecir? ¿Qué podemos aprender de Abram acerca de dar reconocimiento al Señor por su bondad para con nosotros?

Abram tuvo una victoria sorprendente sobre los reyes enemigos. Al regresar a su casa junto al encinar de Mamré, en Hebrón (13:18), un guerrero cansado, agradecido de que su persecución del enemigo había tenido tanto éxito, que no podría haber imaginado lo que Dios tenía reservado para él. Abram tuvo un encuentro inesperado con Melquisedec, rey de Salén (posteriormente llamada Jerusalén) que era también el sacerdote de El Elyon, o el Dios Altísimo. Este título es muy raro en el Tanaj, pero se encuentra cuatro veces en esta sección. La idea que subyace es la de ADONAI como el Ser Supremo que está por encima de todas las deidades locales. Tenemos su equivalente en el Nuevo Pacto en el Altísimo (Lucas 1:32 y 35) y Dios Altísimo (Hechos 16:17).254 Abram puede no haber estado familiarizado con Melquisedec, pero Melquisedec conocía a Abram.255

La verdadera prueba de carácter viene cuando tenemos éxito. De la forma que actuamos en un momento de éxito a menudo revela nuestro verdadero carácter y madurez espiritual. Esto será cierto en el caso de Abram como leemos acerca de su interacción con los dos reyes. Los dos reyes no podrían haber sido más diferentes.

El primer rey es el rey de Sodoma. Abram era un héroe real. Cuando Abram volvía de derrotar a Quedorlaómer y a los reyes que estaban con él, el rey de Sodoma salió a su encuentro en el valle de Save, es decir, en el valle del Rey (14:17). Hoy en día esto se conoce como el Valle de Josafat (Joel 3:2 y 14) en el Valle de Cedrón. Fue el principal valle fuera de Jerusalén en esa época. Más tarde, sería el lugar exacto en que Absalón construiría un monumento para sí (II Samuel 18:18).

El segundo rey es Melquisedec rey de Salén, quien le ofreció pan y vino a Abram. Los capítulos 12 a 22 son los únicos capítulos donde el Señor no habla. Pero Él está representado por Melquisedec, que fue un ser humano real que sirvió como un tipo de Cristo (Salmo 110:4). (Para obtener más información acerca de Melquisedec, ver el comentario sobre Hebreos, capítulos 5-7). Él era rey de Salén, que es una forma abreviada de Jerusalén (Salmo 76:2). Además, él era sacerdote del Dios Altísimo (Salmo 78:35) y su nombre significa rey de justicia (14:18). Esta es la primera mención bíblica de un sacerdote en las Escrituras. En la sociedad judía, el sacerdote debía representar al pueblo ante ADONAI, como los profetas habían de representar a ADONAI ante pueblo. Él parece ser uno de los pocos fieles; uno de los que ponen su confianza en el Dios único y verdadero. Por lo tanto, él era una conexión creyente de la línea de Sem, en medio de la impureza de la línea de Canaán. Los rabinos enseñan que Melquisedec era la misma persona que Sem, el hijo de Noé. Luego bendijo a Abram con estas palabras: Que El Elyon Dios altísimo, creador del cielo y de la tierra, bendiga a Abram (14:19). Melquisedec reconoció a Abram como un hermano en la fe y siervo del Señor.

No hay nadie como tú, oh Señor, entre los dioses. No hay nada más alto o mayor que Tú en toda la tierra. Nosotros podemos confesar con nuestra boca, y reconocemos ante todo el pueblo, que sólo Tú eres El Elyon, Dios Altísimo.

Melquisedec tiene el punto de vista correcto. Él sabía que la verdadera fuente del éxito de Abram era ADONAI, como se ha dicho: Bendito sea El Elyon Dios Altísimo, esta era Su obra, que entregó en tus manos a tus enemigos. Entonces Abram le dio el diezmo de todo (14:20). La palabra entonces dio paso a la acción y le dio Abram el diezmo de todo lo que poseía (14:20b). Porque Melquisedec es un tipo de Cristo, las acciones de Abram sirven como modelo para nosotros hoy. Tenemos que darle una décima parte de todo lo que ganamos.

Ahora volvemos al primer rey que hace una oferta tentadora. De acuerdo con el Código de Hammurabi de esa época, Abram tenía perfecto derecho a los despojos de la guerra, e incluso a los cautivos. El rey de Sodoma era inteligente: El rey de Sodoma le dijo a Abram: "Dame las personas y quédate con los bienes" (14:21). Eso era tentador para Abram. Pero si hubiera aceptado los bienes, a partir de entonces la gente diría: "Ese hombre Abram es ciertamente un hombre rico, El Señor lo ha bendecido". A lo que el rey de Sodoma habría dicho," yo le bendije, de ninguna manera Dios lo bendijo; yo se lo di a él, yo soy el único que lo hizo rico." Abram sabía que iba a presumir, por lo que lo rechazó.256

Pero Abram le contestó (al rey de Sodoma): He jurado por ADONAI, El Elyon, el Dios altísimo, creador del cielo y de la tierra, que no tomaré nada de lo que es tuyo, ni siquiera un hilo ni la correa de una sandalia. Así nunca podrás decir: “Yo hice rico a Abram” (14:22-23)." Todo lo que Abram estaba dispuesto a aceptar era la comida de sus 318 hombres en su búsqueda de Quedorlaomer y de su ejército. Si Abram iba a ser rico, sería de la mano de Dios y no del hombre.

No quiero nada para mí, salvo lo que mis hombres ya han comido. En cuanto a los hombres que me acompañaron, es decir, Aner, Escol y Mamré, que tomen ellos su parte (14:24). Pero los hombres amorreos, Aner, Escol y Mamré que habían venido con él estaban bajo tal obligación, y Abram reconoció que ellos tenían derecho a su parte en el botín de guerra. Pero en cuanto a él, el rey de Sodoma no podría darle nada porque el Señor seguiría bendiciendo a los que bendecían a Abram, y maldeciría a los que maldijeran a Abram (12:3).

Esta tremenda prueba de fe, coraje, generosidad y amor fue aprobada con gran éxito por Abram. En consecuencia, se preparó el escenario para la mayor revelación de ADONAI que él todavía no había recibido.257

 

< previous page
next page >

Génesis | Exodo | Isaias | Rut | Ester | Jeremias
La Vida de David | Jonas | Judas | La vida de Cristo | Hebreos | Apocalipsis
English | Español | Testimonios | Acerca de nosotros