La línea de Sem

La línea de Sem

10: 21-31

ESCUDRIÑAR: ¿Qué es lo significativo sobre los descendientes de Sem en relación con el pueblo judío? ¿Quién era la persona más importante por venir a través de la línea de Sem? ¿Por qué era tan importante? ¿qué es revelador sobre el número setenta?

REFLEXIONAR: ¿Cómo podría ser posible que la línea de Sem afecte su vida? Si tuviera un hijo o una hija, ¿de qué línea le gustaría que fueran parte espiritualmente? ¿Jafet, Cam, o Sem? ¿Por qué? ¿Qué puede hacer para que sea posible? ¿qué está fuera de su control?

Sem es el último hermano discutido porque él es el más crucial. Aunque su descendencia incluye a los árabes, la línea de la fe en el Señor vino a través de Sem y sus descendientes, los hebreos. Sem vivió 502 años después del Diluvio, y eso significa que él vivió hasta después que Tara, el padre de Abraham falleció. De hecho, Noé vivió hasta que Tara tuvo 128 años de edad.

Sem, antepasado de todos los hijos de Éber, y hermano mayor de Jafet, también tuvo hijos (10:21). Esto muestra que Sem era el hijo primogénito de Noé a pesar de que se trata con él al final. Aunque Éber se encuentra como un nombre muy abajo en la lista entre los semitas, su importancia llama nuestra atención en el pasaje: Sem, antepasado de todos los hijos de Éber (10:21a).195 Eber en hebreo es Ever y es el origen de la palabra hebreo. Lo que esto significa es que Sem era el padre de los hebreos. Y este es el significado principal de su línea. Por lo tanto, no se trata sólo de que Sem es crucial, sino también que lo es Éber.

Los cinco hijos de Sem fueron Elam, Asur, Arfaxad, Lud y Aram (10:22). El primer hijo fue Elam. Sus descendientes se establecieron al este de Babilonia y más tarde se convirtió en parte de Persia. Quedorlaomer, rey de Elam, era el aparente líder de la confederación que invadió Canaán durante los días de Abraham (14:4-5). La antigua ciudad de Susa, o Shushan, al este de la Mesoptamia, fue su capital. Los elamitas al parecer más tarde se fusionaron con otros, especialmente los medos (descendientes de Madai y, por tanto, de Jafet), para formar el Imperio Persa.196 El segundo hijo fue Asur. Sus descendientes se establecieron en la tierra de Asiria junto al río Tigris y la capital de Asiria era Nínive. Estos son los asirios semitas que suplantaron a los asirios camitas en 10:11. El tercer hijo fue Arfaxad. El historiador judío Josefo se refiere a él y a los caldeos, al noreste de Nínive. Esta es la línea de la simiente de la mujer (3:15), o el Mesías, viene a través de, este es el hijo por el que llegará La Semilla. El cuarto hijo fue Lud y sus descendientes que se establecieron en Lidia, en lo que ahora es el oeste de Turquía. Y el quinto hijo fue Aram. Sus descendientes se establecieron en Aramia entre Damasco y el río Éufrates, más conocido hoy como Siria. En la época de Cristo, el arameo sería el lenguaje común para las principales naciones del mundo antiguo, incluyendo Asiria y Babilonia. Algunas partes del Tanaj (porciones de Daniel y Esdras) fueron escritas en arameo, y era el idioma común hablado entre los judíos en el momento de Cristo.197

Los cuatro hijos de Aram (o los cuatro nietos de Sem) fueron Uz, Hul, Gueter y Mas (10:23). Poco se sabe acerca de estos cuatro, pero son todas tribus sirias entre Armenia y la Mesopotamia. El primer hijo fue Uz. Sus descendientes estaban localizados en el noroeste de la Mesopotamia (22:21), y tal vez fue la misma casa de Job desde Uz que se menciona como la casa de Job en Job 1:1. También puede ser la misma que la tierra de Uz en Jeremías 25:20. El segundo hijo fue Hul. Josefo lo localiza en Armenia, pero lo más probable es que se localizaran en la región de Leja. El tercer hijo era Gueter. Su ubicación específica se desconoce, pero Josefo lo ubica en Bactria, en el noreste de Afganistán. El cuarto hijo era Mas. Una vez más la ubicación específica es desconocida, pero pone sus descendientes, los Mesenas (o mesaneos), en la desembocadura del Éufrates. El resto de esta sección se centra en la línea de Arfaxad, porque él era el hijo de Semillas.

Sem el tercer hijo de Arfaxad fue el padre de Selaj. Se desconoce donde se estableció, pero se le menciona en la Septuaginta y el Libro del Jubileo como el padre de Cainán. Ambos dicen que Arfaxad fue el padre de Cainán, y Cainán fue el padre de Sala. Así, en ambos libros extra-bíblicos Cainán estuvo entre Arfaxad y Selaj. Y de hecho este fue el orden escrito por Lucas. Él escribe que Selaj era el hijo de Cainán, y Cainán fue el hijo de Arfaxad (Lucas 35-36). Lucas sabía sobre Cainán por estos otros registros en ese momento.

Arfaxad fue el padre de Selaj. Selaj fue el padre de Éber (10:24). A continuación, la Biblia nos dice que Selaj, o el nieto de Sem, fue el padre de Éber, bisnieto de Sem (10:24). Los descendientes de Eber se establecieron en Ur de los Caldeos (11:31), Harán (11:27) y Padan Aram (25:20). Y él es el padre de los hebreos.

Éber tuvo dos hijos: el primero se llamó Péleg, porque en su tiempo se dividió la tierra; su hermano se llamó Joctán (10:25). Dos de los tataranietos de Sem nacieron de Eber, el primero se llamó Péleg, porque en su tiempo se dividió la tierra. Este fue un evento muy importante y Eber le puso el nombre a su hijo en conmemoración del mismo. La palabra peleg significa división porque se produjo la división de idiomas en la Torre de Babel durante la época de su nacimiento. Por lo tanto, la división de las lenguas en Babel pasó cinco generaciones después del Diluvio. Su hermano se llamó Joctán (10:25b), lo que significa el hijo menor, y vivió en el sur de Arabia. Joctán fue el padre de trece hijos y, finalmente, trece naciones. El hecho que se enumeran todos los hijos de Joctán, y ninguno de Péleg puede sugerir que Sem (el probable autor de esta sección) vivía cerca de Joctán en ese momento y así estaba más familiarizado con los nombres de sus hijos que con los de otros descendientes. En cualquier caso, estos nombres fueron más prominentes en el día en que esto fue escrito de lo que han sido en tiempos posteriores.198

Joctán fue el padre de Almodad, Sélef, Jazar Mávet, Yeraj (10:26). Sus primeros cuatro hijos fueron Almodad, Sélef, Jasar Mávet, y Yeraj, todos los cuales también se convirtieron en tribus árabes. El primer hijo fue Almodad. Sus descendientes fueron gente de la tribu de Al-Mudad al sur de Arabia. El segundo hijo fue Sélef. Sus descendientes fueron también un pueblo del sur árabe, de la tribu de Sulaf en Yeman. El tercer hijo era Jasar Mávet y sus descendientes se localizaron en Arabia Saudita. Su nombre se conserva en el término Hadhramautic, que es uno de los dialectos más importantes de la lengua árabe del sur. Y el cuarto hijo era Yeraj.

Hadorán, Uzal, Diclá (10:27). El quinto hijo fue Hadorán. Sus descendientes se encuentran en el Adramitae en el sur de Arabia. El sexto hijo fue Uzal; que fue el antiguo nombre de la moderna Saná, que es la capital de Yemen. El séptimo hijo era Diclá, que significa bosque de palmeras datileras. Sus descendientes también se asentaron en la zona del Yemen.

Obal, Abimael, Sabá (10:28). El octavo hijo fue Obal, sus descendientes también se asentaron en el sur de Arabia o Yemen. El noveno hijo era Abimael, pero nada se conoce de él. El décimo hijo fue Sheba. Sus descendientes se convirtieron en los sabeos (de Seba) en el suroeste de Arabia, y también fueron enumerados como parte de la línea de Ham en 10:7.

Ofir, Javilá y Jobab. Todos éstos fueron hijos de Joctán (10:29). El undécimo fue hijo fue Ofir. Sus descendientes se establecieron en Somalia, que era famosa por su oro (I Crónicas 29:4; II Crónicas 8:18; Job 22:24, 28:16 y Salmo 45:9). El duodécimo hijo fue Javilá, y se instaló en la costa oeste de Arabia, al norte de Yemen. También se le menciona en la línea de Cam en 10:7. El décimo tercer hijo fue Jobab, que se asentó en el suroeste de Arabia Saudita. Es también la ciudad de Juhaibab en la zona de La Meca. Todos estos fueron hijos de Joctán (10:29b).

y vivieron en la región que va desde Mesá hasta Sefar, en la región montañosa oriental (10:30). Las fronteras de la región donde vivían se extendían desde Mesá, la frontera oeste, en dirección a Sefar, hasta la frontera oriental, en la región montañosa del este.

Estos fueron los hijos de Sem según sus familias y sus idiomas, sus territorios y naciones (10:31). Hay un total de 26 naciones que cubren seis generaciones.

En el capítulo 10, la palabra hebrea eretz (érets), o la tierra se utiliza catorce veces (2x7). La palabra hebrea bnei (ben), o los hijos de se usa 14 veces (2x7). Las palabras hebreas avi (abi) , o el padre de; banim (ben), o hijo; toldot, o las generaciones de; y yalad o la descendencia de, se utilizan 28 veces (4x7). Además, cuando sumamos las naciones que vinieron de Sem, Cam y Jafet, descubrimos un hecho muy interesante: el número total es de setenta (catorce de Jafet, treinta de Cam y veintiséis de Sem). Este es un ejemplo más de la importancia del número siete que hemos observado tan a menudo hasta este punto en Génesis. Pero hay más. También parece ser un anticipo de la cantidad de los miembros de la familia de Jacob en Egipto, que fueron setenta en total (Génesis 46:27 y Éxodo 1:5). Las setenta naciones del capítulo 10 están convenientemente resumidas en I Crónicas 1:5-23, donde se enumeran en el mismo orden exacto.199

A partir de ahora, el número setenta se asocia particularmente con la nación de Israel. Por lo tanto, el ángel Gabriel diría: setenta 'sietes' están determinadas sobre tu pueblo (Daniel 9:24), y la historia de Israel puede entenderse dentro de un marco de sucesivos ciclos de setenta 'sietes.' Israel fue dirigido por setenta ancianos (Números 11:16 y 25) y más tarde había setenta miembros de la Suprema Corte judía (ver el comentario sobre la vida de Cristo Lg - el Gran Sanedrín). Setenta eruditos tradujeron el TANAJ al griego para originar la Septuaginta, o la versión en hebreo de las Escrituras. Moisés escribió que el tiempo de vida asignado al hombre era de setenta años (Salmo 90:10). La cautividad de Babilonia duró setenta años; y los romanos destruyeron Jerusalén y el Templo de Herodes setenta años después del intento de Herodes de matar a Jesús, el Mesías judío, en Su infancia.200

 

< previous page
next page >

Génesis | Exodo | Isaias | Rut | Ester | Jeremias
La Vida de David | Jonas | Judas | La vida de Cristo | Hebreos | Apocalipsis
English | Español | Testimonios | Acerca de nosotros