Las dispensaciones de Dios

Las dispensaciones de Dios

Una de las cosas más importantes en la comprensión de la Biblia es "traza correctamente la palabra de la verdad" (II Timoteo 2:15 BTX). Hay varias maneras en que podemos dividir la Biblia para entender las distintas partes del conjunto. Una de las formas es mediante las dispensaciones contenidas en la Palabra de Dios. Para entender lo que es una dispensación, tenemos que echar un vistazo a dos palabras griegas. La primera palabra es oikouméne de donde deriva la palabra ecuménico. Esta significa: gestionar, regular, administrar o planear. La segunda palabra es aion y significa: época, era o edad. Esta hace hincapié en el elemento de tiempo de la dispensación. Así que el término dispensación se refiere a la manera específica en la que Dios administra su programa, su voluntad, su gobierno y su autoridad. Cada dispensación es una época, debido a que cada dispensación cubre un período de tiempo. Las dispensaciones son períodos de tiempo en el que Dios gobierna de una manera diferente de como lo hizo anteriormente.

Hay siete dispensaciones descritas en la Biblia: (1) la Dispensación de la Inocencia y la Libertad (Génesis 1:28-3:5), (2) la Dispensación de la Conciencia o Autodeterminación (Génesis 3:6 a 8:14) , (3) la Dispensación del Gobierno Civil (Génesis 8:15 a 11:32), (4) la Dispensación de la Promesa o del gobierno patriarcal (Génesis 12:1 a Éxodo 18:27), (5) la Dispensación de la Torá (Éxodo 19:1 a Hechos 1:26), (6) la Dispensación de la Gracia (Hechos 2:1 a Apocalipsis 19:21) , y (7) la Dispensación del Reino mesiánico o el Milenio (Isaías 4:2-6, 11:1-12:6, 54:11-17, 60:1-22) .

Hay seis elementos específicos implicados en cada dispensación. En primer lugar, cada dispensación tiene una persona clave a la que se da la revelación especial. En segundo lugar, cada dispensación asigna una responsabilidad para el hombre debido a que cada dispensación comienza con una nueva revelación que requiere una respuesta humana. En tercer lugar, hay una prueba específica. En cuarto lugar, después de la prueba viene una falla específica. En quinto lugar, hay un juicio que trae la dispensación a su fin. En sexto lugar, cada dispensación tiene algo que caracteriza a la gracia divina.

La dispensación de la inocencia o la libertad

1:28 a 3:5

La primera dispensación tiene dos nombres: la Dispensación de la Inocencia o la Dispensación de la Libertad. Los dos nombres se utilizan para destacar diferentes aspectos de esta dispensación. El primer nombre hace hincapié en el hecho de que Adán y Eva eran inocentes, en este momento de cualquier pecado o pecado natural. Ellos fueron creados santos, pero su santidad aún no había sido confirmada ya que no habían sido probados en cuanto a si se mantendrían fieles a la Palabra de Dios. El segundo nombre hace hincapié en la libertad del pecado (no eran esclavos del pecado).

Al comienzo de cada dispensación hay una persona clave a través de la cual Dios revela las nuevas características de esa dispensación particular. Para la primera dispensación, la persona clave era Adán. Elohim reveló Su voluntad, la economía divina, la divina administración a través de Adán.

Cada dispensación también tenía una responsabilidad específica. Durante la dispensación de la inocencia o de la libertad, la responsabilidad del hombre era trabajar en el jardín del Edén, para cuidarlo y protegerlo.

No sólo cada dispensación trae una responsabilidad, cada una también viene con una prueba. La prueba específica aquí concierne al árbol del conocimiento del bien y del mal. Esta fue una prueba de obediencia. Se les ordenó que no comieran de ese árbol específico. Ellos tenían el control total sobre el jardín y el derecho a comer de todo otro árbol en el jardín, como el árbol de la vida. Así que la prueba era muy pequeña.

También habrá un fracaso durante esta dispensación. Si hubieran superado la prueba se habrían convertido en inmortales. Pero, por desgracia, no pasaron la prueba. Ellos comieron del árbol que Dios les había prohibido comer. Como resultado, su pecado impregnó cada parte de su ser, físico y espiritual. Y su naturaleza pecaminosa se transmite de padres a hijos y a la raza humana (Romanos 5:12 y 19).

Tras el fracaso hay un juicio. En este caso, por el juicio fueron expulsados ​​del jardín y la maldición cayó sobre la tierra. Ser expulsados ​​del Jardín significó su expulsión a otro lugar y ya no podrían comer del árbol de la vida. Ahora, en lugar de tener una relación de trabajo fácil con la tierra dado que su trabajo era fácil y ligero, Adán ahora tendría que trabajar la tierra con el sudor de su frente con el fin de ser capaz de comer. El trabajo ya no era fácil, era penoso. Además, la maldición significaba que la tierra dejaría de ser su amiga y pasaría a ser su enemiga. Adán trataría de producir alimentos para comer de la tierra y estaría continuamente en guerra con espinas y cardos.

En cada dispensación también está mostrada la gracia de Dios. En este caso, Dios prometió un Redentor. En 3:15 Él prometió que un Mesías algún día vendría a hacer dos cosas. Primero, Él iría en contra de Satanás, el enemigo del hombre, que provocó a través de su tentación, la caída del hombre, la maldición, y la expulsión del jardín. Y en segundo lugar, Él conquistaría la muerte física, que fue el resultado de la caída, con la resurrección.

 

< previous page
next page >

Génesis | Exodo | Isaias | Rut | Ester | Jeremias
La Vida de David | Jonas | Judas | La vida de Cristo | Hebreos | Apocalipsis
English | Español | Testimonios | Acerca de nosotros