Dios, en el principio creó los cielos y la tierra

Dios, en el principio creó los cielos y la tierra

1: 1

ESCUDRIÑAR: ¿Por qué no hay espacio para la evolución en este versículo? ¿Qué fue primero? ¿La materia o Dios? ¿Qué palabra hebrea se usa para Dios en el primer capítulo? ¿Porque Elohim es un sustantivo plural?, ¿qué conclusión podemos sacar? ¿Qué teologías tratan de refutar 1:1? ¿Por qué es tan importante este versículo?

REFLEXIONAR: ¿Qué importancia tiene para usted haber sido creado en lugar de ser simplemente el resultado de un accidente cósmico? ¿De qué manera el haber sido creado cambia el propósito para ti en la vida? Cuan especial te hace sentir saber que Dios le tenía específicamente en cuenta antes de la fundación del mundo (Efesios 1:4)?

Este es el versículo fundacional de la Biblia. Si Génesis es el libro fundacional, y en el Capítulo 1 es el capítulo fundacional, entonces el versículo 1 es el versículo fundacional. Es la base de todas las bases y por lo tanto es el versículo más importante en la Biblia. Si realmente crees Génesis 1:1, entonces no te resultará difícil de creer cualquier otra cosa en la Biblia. Es decir, si Dios realmente creó todas las cosas, Él controla todas las cosas y puede hacer todas las cosas.5

El 5 de febrero de 1971, el comandante del Apolo 14 Edgar Mitchell colocó en la luna un paquete de microfilm que contiene una Biblia completa y un versículo de la Biblia escrito en dieciséis idiomas diferentes: Dios, en el principio, creó los cielos y la tierra. Este es un resumen que presenta a la Biblia y se explicará con más detalle en 1:2 a 2:3. Sin embargo, es de vital importancia que si queremos entender completamente cualquier cosa en la Biblia, o en el mundo en general, en primer lugar debemos entender este versículo. Por lo tanto, vamos a considerar cada palabra en este versículo fundacional.

En el principio: Esta expresión es una palabra hebrea bereshith. El Evangelio de Juan comienza con las mismas palabras: En el principio ya existía el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios. Él estaba con Dios en el principio. (Juan 1:1-2). Elohim hizo todas las cosas por Sí Mismo. Él siempre ha existido. Moisés entendió esto cuando escribió: Desde antes que nacieran los montes y que crearas la tierra y el mundo, desde los tiempos antiguos y hasta los tiempos postreros, tú eres Dios. (Salmo 90:2). Algunos traductores modernos, tratando de encontrar una manera de acomodar tanto la evolución como la creación y representan miles de millones de años en la historia de la creación, han sugerido una traducción más débil de bereshith que significa, "En el principio creó Dios", "En el principio de Dios está creando", o "Cuando Dios comenzó a crear."6 Aunque los eruditos hebreos reconocen que se trata de una traducción gramaticalmente admisible, el contexto no lo permite. El objetivo es decir claramente sobre el principio de todas las cosas; y que este tipo de traducción defectuosa sólo plantea más preguntas que respuestas.

Difícilmente se podría pensar en una mejor manera de comenzar la Biblia que con estas emotivas palabras, donde Elohim nos enseña que Él es el Creador de todo lo que existe y Él dio existencia al mundo hace mucho tiempo. No se sabe con exactitud cuando fue el principio. Pero el Antiguo Testamento está mucho más interesado en el hecho de la creación que en el momento de la creación.7

Dios: La primera mención aquí del nombre divino en hebreo es Elohim, el nombre de Dios, que hace hincapié en la idea de la omnipotencia y soberanía. Él es el Dios de la creación y la destrucción. Esto se indica claramente por el hecho de que 1:1 a 2:4 la palabra Elohim es usado 35 veces sola.8 Él no tiene principio porque Él es el principio. Él existía antes de todas las cosas. Este hecho se puso de manifiesto sólo en la Biblia. En todas las otras religiones y filosofías el comienzo, no es con Dios, sino con la preexistencia de alguna forma de materia o energía. Pero para los creyentes, la Biblia comienza con Dios y luego se pone en tema la existencia. Elohim es el nombre que se utiliza en todo el primer capítulo de Génesis.9

La palabra Elohim en su forma hebrea es un sustantivo plural. La -im final hace que sea un plural masculino. Debido a que es un sustantivo plural, se abre la puerta a la pluralidad en la Deidad. Pero esto era algo que los rabinos no les gusta tratar porque no creen en la Trinidad. La palabra no prueba la Trinidad, sino que abre la puerta. Elohim usa la revelación progresiva en la Biblia de revelarse a Si Mismo y a la Trinidad. La puerta se abrió en Génesis a la posibilidad de un Dios trino, en Isaías 48:16 tenemos el ejemplo más claro de la Trinidad en el Antiguo Testamento, y en el momento de llegar a la Nuevo Pacto, la doctrina de la revelación progresiva es establecida claramente. La Biblia enseña que Dios es uno (Deuteronomio 6:4; I Corintios 8:4). Al mismo tiempo, la Biblia tal como enseña claramente que Dios existe en tres Personas y por tanto, es también una Trinidad (Mateo 28:19; II Corintios 12:14). Y es que parece que las tres personas participaron activamente en la creación desde el principio: Dios el Padre (Génesis 1:1; Juan 1:1-2), Dios el Hijo, o el Verbo (Juan 1:3 y 10), y el Espíritu de Dios (Génesis 1:2).

En base a lo que Dios es capaz de hacer en 1:1, se nos dice dos cosas acerca de Él. En primer lugar, Dios es autosuficiente. No hay ninguna necesidad de cualquier otra persona o de cualquier otra cosa. Él no creó la humanidad porque necesitaba compañerismo ya que la comunión ya existía desde toda la eternidad dentro de la Divinidad. En segundo lugar, Dios es eterno e inmutable. La Biblia no trata de demostrar que Dios existe. Este primer versículo de Génesis simplemente da por sentado este hecho, como si fuera tan evidente que sólo un tonto podría decir que no hay Dios (Salmo 14:1).

Creación: El verbo hebreo para crear, bara, siempre tiene a Dios como su sujeto. Sólo Dios puede crear, sólo Elohim puede llamar a existencia lo que no existía. Nunca se utiliza la actividad humana. Nosotros podemos "hacer" cosas o "formar" cosas, pero nunca podemos crear cosas. Por la fe entendemos que el universo fue formado por la palabra de Dios, de modo que lo visible no provino de lo que se ve.(Hebreos 11:3). Bara se utiliza con moderación en este capítulo. Se nos dice que Dios, creó los cielos y la tierra (1:1), los grandes animales marinos (1:21), y al ser humano (1:27). Así que ese verbo especial está reservado para los elementos más importantes en el programa de la creación de Dios. No se utiliza indiscriminadamente.11

Bara se utiliza cinco maneras diferentes en toda la Escritura. En primer lugar, del universo y de sus contenidos (Génesis 1:1, Isaías 40:26 y 28, Isaías 42:5 y Salmo 89:12). En segundo lugar, de las fuerzas cósmicas de la naturaleza (Isaías 45:7; Amos 4:13). En tercer lugar, la creación de los seres vivos (Génesis 1:21 y 27 (tres veces); Génesis 5:1-2 (tres veces), Génesis 6:7, Deuteronomio 4:32, Salmo 89:47, Isaías 45:12); de Israel y el remanente creyente (Eclesiastés 12:1; Isaías 43:1 y 7), de la transformación y la renovación de las cosas (Números 16:30; Salmo 51:10; Isaías 41:20; 45:8, 57:19, 65:17-18; Jeremías 31:22). Por lo tanto, cuando usted ve la palabra bara, o creado, significa que Dios creó esto, creatio ex nihilo, o de la nada y Él lo hizo sin esfuerzo.

Por lo tanto, lo que tenemos en las tres primeras palabras hebreas de la Biblia, Bereshit bara Elohim: Dios, en el principio creó, es el fundamento de toda teología. Dios es visto como autosuficiente y cognoscible sólo cuando Él elige revelarse. Y a través de las páginas de la Biblia, Él escogió revelarse a nosotros y envió a Su Hijo para rescatarnos.

Los Cielos: Esta palabra es en hebrea shamayim que, como Elohim, es un sustantivo plural, y se puede traducir el cielo o los cielos, según el caso si se asocia con un verbo en singular o plural. Esto no significa que se crearon las estrellas del cielo, esto ocurrió en el cuarto día de la Semana de la Creación (1:16). El significado más común hoy en día sería la palabra espacio, como cuando hablamos del universo en el espacio y el tiempo. No hay otra palabra hebrea usada en este sentido en la Biblia, pero el uso de cielo es ampliamente utilizado como tal concepto.

La Tierra: El Antiguo Pacto en hebreo no tenía ninguna palabra para universo, por lo que la utiliza en su lugar los cielos y la tierra. Es una manera bíblica de decir todas las cosas (Eclesiastés 11:5, Isaías 44:24, Jeremías 10:16, Juan 1:3), ya que todo lo que existe esta en la tierra o en los cielos. La palabra hebrea para la tierra es erets y con frecuencia se traduce suelo o tierra. Algo así como el uso de la palabra cielo, esta puede significar tanto una parte en particular de la tierra, como la tierra de Canaán, en 12:5, o puede ser traducida en el sentido de la tierra en general, y que haya vegetación sobre la tierra como en 1:11. Esta tierra se convertiría en el centro del programa de Dios: ¿Qué es el hombre, para que en él pienses? ¿Qué es el hijo del hombre (ser humano), para que lo tomes en cuenta? (Salmo 8:4)

1:1 refuta nueve teologías humanas diferentes. (1) Rechaza el ateísmo (que enseña que Dios no existe), ya que supone la existencia de un Dios personal. El universo no es el resultado de un "Big Bang", pero fue creado por Elohim. (2) Rechaza el agnosticismo (que enseña que no se puede saber si hay o no hay Dios), porque Dios se ha revelado a Sí mismo en lo que Él ha hecho. (3) Rechaza el panteísmo (que enseña la adoración a todos los dioses), porque Dios está por encima de lo que Él crea. (4) Rechaza el politeísmo (que enseña que hay muchos dioses), porque solo Dios creó todas las cosas (5) Rechaza el materialismo (que enseña que la materia física es la única realidad) porque hay una clara distinción entre Dios y Su universo material. Este versículo enseña claramente que la materia tuvo un principio y que Elohim la creó. (6) Rechaza el naturalismo (que enseña que toda verdad proviene de "la madre naturaleza"), ya que la naturaleza misma tuvo un principio y fue creada por Dios. (7) Refuta el dualismo (que enseña que el mundo está gobernado por las fuerzas antagónicas del bien y del mal), porque Dios estaba solo cuando creó el mundo. (8) Rechaza el humanismo (que enseña que el hombre es la realidad última), porque Elohim es la realidad última y no el hombre. Y (9) Rechaza la evolución (que enseña que después de miles de millones de años el hombre evolucionó a partir de células, a peces y luego los animales) porque Dios es el Creador instantáneo de todas las cosas.

Los rabinos discutieron muchas cosas que parecen absolutamente ridículas e innecesarias. He aquí un ejemplo. Uno de esos debates era la razón por la que la primera palabra del libro del Génesis no comienza con la primera letra hebrea Aleph, y si con la segunda letra hebrea Beth. Ellos pensaron que Dios comenzó con la letra Beth, porque así como está cerrada en tres lados y abierta en el cuarto, así Elohim encerró al mundo en tres lados, con el lado norte que queda abierta. Por otra parte, Beth es sinónimo de la palabra hebrea para bendecir, mientras que Aleph es sinónimo de la palabra hebrea para maldecir. Dios no quería comenzar Su Torá con una maldición, por lo que comenzó con una bendición. Pero Aleph se quejó y que la Torá debe comenzar con la primera letra. Dios entonces apaciguo a Aleph con la promesa de iniciar los Diez Mandamientos con Aleph. Por lo tanto, en la primera frase: Yo soy ADONAI tu Dios (Éxodo 20:2), la palabra hebrea comienza con un Aleph. Este es un ejemplo de cómo pueden ser de imaginativos estos comentarios.

Esto no es simplemente una declaración rígida y formal acerca de la creación. Su enseñanza pretende animarnos acerca de quiénes somos y de dónde venimos, y su énfasis está orientado hacia la vida y no la muerte, como Isaías comenta tan bellamente: ¡Destilad, oh cielos, el rocío, Y derramen las nubes la justicia! ¡Ábrase la tierra y produzcan los cielos salvación, Y con ella germine la justicia! Yo, ADONAI, lo he creado. (Isaías 45:8 parafraseado). Aquí los cielos y la tierra están llamados a dar a luz y derramar bendiciones espirituales de dones celestiales, de acuerdo con la voluntad y el poder de ADONAI. Cuando de los cielos llueve justicia, brota la salvación. Dios lo creó, y le da un gran placer.

1:1 es un resumen que se desarrollará cuando se lee todo el capítulo. Hay siete palabras hebreas con exactamente veintiocho letras hebreas (4x7).

Antes de salir de Génesis 1:1, debe recordarse que ¡Dios le tenía específicamente en cuenta antes de la fundación del mundo! Dios nos escogió en él antes de la creación del mundo, para que seamos santos y sin mancha delante de él. En amor nos predestinó para ser adoptados como hijos suyos por medio de Jesucristo, y Él seguirá amándonos por toda la eternidad, según el buen propósito de su voluntad (Efesios 1:4-5). El amor bíblico, el amor agape no es una emoción, sino la naturaleza del corazón para buscar el bienestar y satisfacer las necesidades de los demás (Juan 15:13). Y ser miembros en la familia de Dios, significa que usted es muy especial para Elohim. Así que en esos días en que no se siente muy especial, tiene que creer por la fe la realidad de su valor con el Creador del universo. Usted es un hijo del Rey.

 

< previous page
next page >

Génesis | Exodo | Isaias | Rut | Ester | Jeremias
La Vida de David | Jonas | Judas | La vida de Cristo | Hebreos | Apocalipsis
English | Español | Testimonios | Acerca de nosotros