¿Acaso no corresponden a Dios las interpretaciones? Cuéntenme sus sueños

40: 1-8

ESCUDRIÑAR: ¿Por qué cree que José termina en la cárcel con funcionarios del gobierno egipcio? ¿Cuán profunda era la realidad de Dios en la vida de Yosef? ¿Cómo muestra Yosef su preocupación por el copero y el panadero? ¿Suena verdadera la referencia de José que es ADONAI quien interpreta los sueños? ¿De qué manera José prefigura la vida de Cristo?

REFLEXIONAR: Se necesita una verdadera persona de convicción para aferrarse a sus convicciones e integridad durante un tiempo de sufrimiento como el que José experimentó. ¿Qué profundidad tienen sus convicciones espirituales? ¿Está el nombre del Señor cerca de sus labios? ¿Por qué sí o por qué no?

Por lo tanto, después de estas cosas, (después del encarcelamiento de José), sucedió que el copero del rey de Egipto y su panadero pecaron contra su señor, el rey de Egipto y los puso bajo custodia en la casa del jefe de los guardias, en la cárcel (40:1 y 3a). De acuerdo a la costumbre en el Cercano Oriente, la prisión formó parte de la casa del jefe de los verdugos.610 Por lo tanto, era una extensión de la casa de Potifar. Tal vez parte de la razón de Potifar para poner a José fue la esperanza de que algunas de sus bendiciones continuarían pasando a él.

“Después de estas cosas…” expresa un período indefinido de tiempo. Sin embargo, sí sabemos que José tenía veintiocho años en ese momento. Él será llevado ante el Faraón dos años después de estos acontecimientos (41:1) y tendrá treinta años de edad en ese momento (41:46). Así Yosef había estado en Egipto, ya sea como un esclavo en la casa de Potifar, o en la cárcel durante once años (37:2).611

Ser copero era una posición de gran honor. En días posteriores Nehemías, que sería el copero de Artajerjes, sería un hombre de influencia y mucha capacidad (Nehemías 2:1). Él era probablemente el supervisor de los viñedos y bodega del faraón. Por lo general eran eunucos; que llevaban la copa en su mano izquierda y un abanico para espantar las moscas en su mano derecha, hecho de hojas de palma. Una larga servilleta, ricamente bordada y con flecos, colocada normalmente por encima del hombro izquierdo para limpiar los labios del rey de Egipto. Antes de servir, el copero tomaría algunos de los vinos destinados a Faraón y vertería un poco en la palma de su mano izquierda y lo bebería. Así que si el vino estuviera envenenado, el copero iba a morir y el rey de Egipto estaría protegido.612

Y se encolerizó Faraón contra sus dos oficiales, contra el principal de los coperos y contra el principal de los panaderos, y los puso bajo custodia en la casa del jefe de los guardias, en la cárcel, lugar donde estaba preso José (40:2 y 3b). 38. Tanto Yosef como Yeshua estaban con otros dos prisioneros. Yosef no estaba solo en su lugar de vergüenza y sufrimiento. Tampoco lo estaba Jesús mientras colgaba en esa cruz en el Calvario. Y al igual que había dos criminales encarcelados con José, había dos malhechores crucificados con el Mesías (Lucas 23:32-33).

Estos dos altos funcionarios del gobierno fueron encarcelados hasta que sus casos fueran decididos. Presumiblemente, sus crímenes tenían algo que ver con la mesa del Faraón; posiblemente, incluso un atentado contra su vida. Al no saber cuál era culpable, ambos fueron enviados a la cárcel hasta que su culpabilidad o inocencia fueran probadas. Y el jefe de los guardias se los encargó a José, y éste les servía, y estuvieron unos días bajo custodia (40:4). Este es el mismo verbo que se usa de nuevo en 39:4 para describir la relación de José con Potifar. Así que, aunque José todavía mantenía su posición de autoridad, cuando el copero y el panadero llegaron a la escena, sus responsabilidades se ampliaron para incluir la satisfacción de las necesidades de estos dos muy importantes prisoneros.613 En otras palabras, Potifar quería asegurarse de que estaban cuidados, y ¡quién mejor para poner en esta tarea que a José! Esto prepara el escenario para que Yosef llegue a la prominencia.

Y estuvieron unos días bajo custodia. Y el copero y el panadero del rey de Egipto, estando presos en la cárcel, soñaron ambos un sueño, cada uno su sueño en una misma noche, cada uno su sueño con peculiar sentido. Y José fue a ellos por la mañana, y observó que estaban perturbados (40:4b-6). Dios tenía tres días para realizar Su voluntad, porque el cumpleaños de Faraón estaba a tres días de distancia. Por lo tanto, guiado por el Ruaj HaKodesh, José preguntó pues a aquellos oficiales de Faraón que estaban con él en la prisión de la casa de su señor, diciendo: ¿Por qué causa están hoy tristes vuestros semblantes? Y le dijeron: Hemos soñado un sueño y no hay quien lo interprete (40:7-8). Ellos respondieron soñamos un sueño, tan difíciles que no hay quien lo interprete. Los egipcios tenían intérpretes de sueños profesionales, pero no había ninguno disponible para cubrir la prisión.

Y José les dijo: ¿Acaso no corresponden a ’Elohim las interpretaciones? Contádmelos, os ruego (40:8b). Aquí se puso en la posición de profetizar y ser portavoz de Dios, mientras que al mismo tiempo negaba cualquier poder mágico o místico en el que creían los egipcios. Yosef no usó la palabra ADONAI, al hablar a los egipcios. Utilizó la palabra Dios, o Elohim porque es un nombre más genérico para la deidad y sería menos ofensivo para los egipcios. ADONAI era un nombre que fue identificado particularmente con los hebreos como un pueblo.614

José da a Dios toda la gloria en esto. Más adelante nos encontraremos con otro joven hebreo en un tribunal extranjero que va a hacer lo mismo. Daniel también dio la gloria a Dios, y nosotros debemos hacer lo mismo. Cualquier cosa que hagamos para el Señor debe hacerse para la gloria de Dios. Asegúrese de que Dios recibe la gloria por ello. Cuando tomamos la gloria para nosotros mismos, malgastamos nuestra propia bendición. Tenemos que dar a Dios la gloria como José hizo aquí. Es interesante ver que Dios usó sueños en el TaNaJ. No necesitamos sueños hoy porque el canon de las Escrituras está completo, pero en esos días, Dios habló en sueños.615

En consecuencia, José entendió que sus sueños venían de ADONAI. No sólo eso, se dio cuenta de que Dios estaba empezando a hacer Su voluntad a través de dos sueños más como lo había hecho cuando él era un adolescente (37:5-11). La interpretación de los dos sueños anteriores lo había llevado a su esclavitud en Egipto, pero la interpretación de estos dos sueños lo llevaría a su posición de autoridad sobre todo Egipto.

Ntd: En esta traducción se empleó la BTX 3º edición.

 

< previous page
next page >

Génesis | Exodo | Isaias | Rut | Ester | Jeremias
La Vida de David | Jonas | Judas | La vida de Cristo | Hebreos | Apocalipsis
English | Español | Testimonios | Acerca de nosotros