El SEÑOR estaba con José, y fue prosperado

39: 1-6a

ESCUDRIÑAR: ¿Cómo ADONAI demostró que Él estaba con José? ¿Por qué en 39:1, 2 y 5 se menciona que Potifar era un egipcio? ¿Cuánto confió Potifar en José? ¿Por qué? ¿En qué cuatro maneras José prefigura la vida de Cristo?

REFLEXIONAR: ¿Tiene usted el favor del Señor en su vida? Si no es así, ¿cómo lo puede conseguir? En todo mal momento (tragedia) en su vida, ¿cree que Dios está detrás de la escena controlando todo para su bienestar? Cuando va a trabajar, quién está trabajando por usted? ¿Qué se dice acerca de usted en el trabajo? ¿En su vecindario? ¿en el lugar de adoración?

Aunque la situación de Judá se fue deteriorando en Canaán, José (en hebreo: Yosef) había sido llevado a Egipto y vendido a Potifar: A José, entonces, se le había hecho bajar a Egipto, y Potifar, eunuco de Faraón, jefe de los guardias, varón egipcio, lo había comprado de mano de los ismaelitas que lo hicieron descender allá (39:1). Entonces José se convierte en un esclavo. Qué contraste de ser el hijo más favorecido en la casa de su padre a la humillación de la esclavitud en Egipto. 28. Pero esto no fue nada comparado con la auto-humillación del Señor Jesús. Porque ni el Hijo del Hombre vino para ser servido, sino para servir, y dar su vida en rescate por muchos; el cual, existiendo en forma de Dios, no quiso por usurpación ser igual con Dios, sino que se despojó a sí mismo tomando forma de siervo (Marcos 10:45 y Filipenses 2:6-7a).

Su buen aspecto a los diecisiete años de edad habría tenido un buen precio en el mercado de esclavos. Potifar, quien era el jefe de los verdugos del faraón, literalmente, el jefe de los carniceros, lo compró inmediatamente. Al igual que la relación de Jacob con Labán, no pasó mucho tiempo en que Potifar se diera cuenta de que ADONAIestaba con Yosef. Por lo tanto, a causa de José, el favor del SEÑOR llegó a la casa de Potifar. La forma en que José conoció la adversidad revela no sólo su carácter, sino también su fe en Dios. Él no estaba deprimido; el joven esclavo colmó su posición con lo mejor de su poder y habilidades. Sin embargo, no tuvo éxito debido a su poder o habilidades; tuvo éxito porque tenía el favor del SEÑOR.

El favor del SEÑOR pronto se hizo evidente, pero de alguna manera u otra su amo observó que ADONAI estaba con él y fue prosperándolo. No es que Potifar tenía alguna idea espiritual de los caminos de Dios, pero al ser de alguna manera un hombre espiritual o religioso, se convenció de que los poderes de Yosef debían provenir de una fuente divina. No es raro que los empleadores no creyentes reconozcan que los creyentes sinceros son los mejores empleados. La honestidad, la integridad, la fidelidad y la sobriedad son activos reales para cualquier empleador. Tales son los frutos de la fe y la obediencia a Dios. El rabino Saulo (Pablo) nos anima en este sentido cuando dice: Cuanto hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor, y no para los hombres (Colosenses 3:23).

Pero YHVH estaba con José, y llegó a ser varón próspero y estaba en la casa de su señor el egipcio. Y su señor observó que YHVH estaba con él, porque todo cuanto hacía, YHVH lo hacía prosperar en su mano (39:2-3). José fue prosperado y vivió en la casa de su amo el egipcio de siete a nueve años. 29. De la misma manera, Jesús prosperó en todo lo que hizo. Dios Padre dijo: Mi Siervo será afamado, exaltado, y se elevará muy alto, y la voluntad de YHVH triunfará en su mano (Isaías 52:13b y 53:10c). Potifar era un egipcio pagano. Así que realmente no entendía que el Dios de Abraham, Isaac y Jacob bendecía a Yosef. No sabía quién estaba detrás de él, pero él creía que era una especie de deidad. Él creía en sus ojos, y vio que José tuvo éxito en todo cuanto hacía.

Yosef prosperó en el SEÑOR. Su prosperidad, sin embargo, no estaba en la riqueza o la seguridad. Las circunstancias no pueden producir por sí mismas ni garantizar la prosperidad. La persona próspera es la que vive una vida de fe, aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesús el Mesías (Tito 2:13).

Como resultado, Potifar estaba complacido con José: Y José halló gracia ante sus ojos, y le servía. Y él lo puso a cargo de su casa, y entregó en su mano todo lo que tenía (39:4). 30. José era totalmente diferente de cualquier otro servidor que tenía el egipcio. ADONAI estaba con él, prosperándolo, y él servía fielmente a su amo. Así fue con Aquel a quien prefiguró José. El Señor Jesús era totalmente diferente de cualquier otro servidor que ADONAI haya tenido. Dios el Padre decía: Este es mi Hijo, el amado, en quien me complací (Mateo 3:17b). Y Yeshua sirvió fielmente y dijo: y como el Padre me mandó, así hago (Juan 14:31b).

Si hay una cosa que podríamos pedir que nos traería toda bendición, sería el favor de ADONAI. En el favor del SEÑOR están las mejores riquezas; la llave de oro de las puertas del cielo. Hay muchas maneras en que esto se expresa en la Biblia: obtuvo gracia ante Sus ojos, o ADONAI estaba con él, o el favor de Dios, o la bendición del SEÑOR estaba con él, o ADONAI miró con agrado sobre él. El favor del SEÑOR es una fuerza sobrenatural. La bendición de Dios puede hacer que las montañas se muevan y hace que el mar se abra o sea calmado. El favor del SEÑOR mantiene al sol en su órbita. Cuando ADONAI nos mira con favor, los demonios tiemblan cuando entramos en una habitación.

Mire algunas personas en la Escritura de quien se dice que fueron favorecidos por Dios. Noé halló gracia ante los ojos de YHVH (6:8). Cuando construyó el arca, salvó a su familia de un gran diluvio que venía sobre la tierra. Noé obedeció a ADONAI, predicó un mensaje durante ciento veinte años y encontró gracia a los ojos del SEÑOR.

Cuando José fue a la casa de Potifar, ADONAI estaba con él; cuando entró en la cárcel, el SEÑOR estaba con él. Cuando dio la interpretación de los sueños del faraón Dios estaba con él.

El ángel Gabriel le dijo a la virgen María: ¡No temas Miriam, porque has hallado gracia ante Dios! (Lucas 1:30). La sociedad en la que vivía decía que debía ser lapidada hasta la muerte, pero había recibido el favor de Dios; daría a luz en una cueva y su Hijo se acostaría en un pesebre, pero: has hallado gracia ante Dios. Escaparán a Egipto para salvar Su vida, y Él vivirá una vida sin pecado sólo para ser crucificado en una cruz, pero has hallado gracia ante Dios.

Del mismo modo: en todos sus caminos David se conducía prudentemente, y YHVH estaba con él (I Samuel 18:14). Saúl lo persiguió durante diez años de cueva en cueva tratando de matarlo, pero tenía el favor de Dios.

La Biblia dice que Jesús crecía en sabiduría y en estatura, y en favor para con Dios y los hombres (Lucas 2:52). Estimado lector, usted ha sido rescatado por la sangre de Cristo y es muy favorecido/a por Dios el Padre. No se mire en su coche, no se vea en su casa, no se vea en su trabajo, no se fije en su ropa, y no se fije en su cuenta bancaria. Es un hijo del Rey y muy favorecido de Dios.

Cuando está en el pozo, ¿dónde se encuentra el favor de Dios? Cuando ha sido acusado falsamente, ¿dónde está el favor de Dios? Cuando está en prisión, ¿dónde está el favor de Dios? Cuando su corazón está roto, ¿dónde está el favor de Dios? Cuando sus hijos están en problemas, ¿dónde está el favor de Dios? Cuando su cónyuge lo engaña, ¿dónde está el favor de Dios? Cuando ha perdido todo lo que tiene, ¿dónde está el favor de Dios? Usted debe recordar: no es por lo que está pasando, sino que es, hacia donde va y esto hará la diferencia en su vida. La Biblia dice que cuando Cristo el Rey regrese, los mansos heredarán la tierra (Salmo 37:11 y Mateo 5:5). Eso significa que Él nos la va a dar a nosotros. No vamos a tener que trabajar por ella; no vamos a tener que luchar por ella, el Rey nos la dará a nosotros porque estamos muy favorecidos por Dios.594

Y sucedió que, desde que lo puso a cargo de su casa y de todo lo que tenía, YHVH bendijo la casa del egipcio a causa de José (39:5a). Una vez más vemos la manifestación exterior del pacto de Dios con Abraham: Bendeciré a los que te bendigan (12:3a). La bendición de YHVH estaba sobre todo lo que tenía, así en la casa como en el campo (39:5b). 31. Así, también, el Padre puso a Yeshua a cargo de todos los intereses de la Divinidad; la manifestación del carácter divino, la glorificación del nombre de Dios, y la reivindicación de su trono.

Es interesante que en tres ocasiones, en 39:1, 2 y 5, Potifar es llamado específicamente un egipcio. Puesto que José estaba en Egipto, esto parecería innecesario, incluso repetitivo, excepto por el hecho de que el faraón y la mayoría de los gobernantes de Egipto eran en sí mismos no egipcios. Este sería el caso, ya que los hicsos gobernaban Egipto en ese momento.

Los hicsos (jefes de tierras extranjeras) fueron invasores semitas de Egipto, los beduinos del desierto de Arabia, que gobernaron desde 1720 hasta 1580 aC. Ellos introdujeron una serie de innovaciones tecnológicas de Asia, como el carro tirado por caballos, el ariete y el arco compuesto. El período de su gobierno fue una época de paz y prosperidad en Egipto. Ellos tenían sus propios dioses, pero no los imponían a los egipcios. Mantuvieron el antiguo egipcio como el idioma oficial del gobierno y permitieron que muchos egipcios como Potifar sirvieran en los altos niveles del gobierno. Pero ellos no fueron capaces de detener la ola de nacionalismo egipcio.

Cuando finalmente fueron derrocados: se levantó en Egipto otro rey, que no conocía a José (Éxodo 1:8). Él habría sido uno de los faraones egipcios nativos que, como parte de la purga de los hicsos (ó hiksos), absolutamente se negaron permitir que los judíos vivieran en la región de Gosén (45:10). Él dijo: Vamos, procedamos con astucia contra él, no sea que se multiplique, y suceda que cuando sobrevenga una guerra, se una también con los que nos aborrecen, y luche contra nosotros y se vaya de esta tierra (Éxodo 1:10).

Y todo lo que tenía lo dejó en mano de José, y con él allí no se preocupaba de nada, excepto del pan que él comía. Y José era de agradable presencia y de varonil semblante (39:6). De todos modos, Potifar dejó todo lo que tenia al cuidadode José; ni siquiera lo controlaba, porque confiaba mucho en él. Literalmente no sabía nada acerca de sus propios asuntos. Con Yosef a cargo del hogar y la propiedad, todo fluía armoniosamente que él solo se preocupaba por su comida. No era que no confiara en la comida que José le ofrecía, sino que la costumbre egipcia era que no comían ni compartían su comida con los extranjeros. Veremos esto entrar en juego en 43:32.

Sin embargo José no estaba meramente destinado a ser un asistente exitoso. Al parecer, dejando Potifar todo al cuidado de Yosef, esto incluía a su esposa y fue un problema. Pero a medida que él continuó viviendo en obediencia, el favor del SEÑOR seguiría estando con él.

Ntd: En esta traducción se empleó la BTX 3º edición.

 

< previous page
next page >

Génesis | Exodo | Isaias | Rut | Ester | Jeremias
La Vida de David | Jonas | Judas | La vida de Cristo | Hebreos | Apocalipsis
English | Español | Testimonios | Acerca de nosotros