La sierva de Raquel, Bilha dio a Jacob un hijo
y Raquel lo nombró Dan

30: 1-8

ESCURIÑAR: ¿Cómo siguió asolando la esterilidad la línea de Taré? ¿Cómo aprovechó Raquel el Código Hammurabi? ¿Era esto socialmente aceptable? ¿Quién fue legalmente la madre? ¿con quién fue la lucha de Raquel realmente?

REFLEXIONAR: ¿Cuándo se has sentido como Raquel, improductivo, en inferioridad numérica, pasado por encima o en desgracia? ¿Cómo recuperar su perspectiva espiritual? ¿A dónde va?

Viendo Raquel que no daba hijos a Jacob, tuvo celos Raquel de su hermana y decía a Jacob: ¡Dame hijos o me muero! (30:1 BTX). Lea ya tenía cuatro hijos. Era obvio que el problema no era de Ya'akov. En su cultura, esto equivalía a una gran vergüenza y desgracia para una mujer. No se había mencionado anteriormente que Lea estaba celosa del cuerpo precioso y bien formado de Raquel, y que atrajo a Jacob (hebreo: Ya'akov). Ahora, sin embargo, Raquel estaba celosa del vientre de Lea. Pero en lugar de orar, ya sea directamente o a través de su marido, como había hecho Rebeca, ella le dijo a Ya'akov su marido: Dame hijos o me muero. Esta batalla por el amor de Jacob entre dos hermanas fue un triste espectáculo. Se desarrolló como un concurso de procrear. Es irónico que Raquel, creyendo que iba a morir si ella no tenía ningún hijo, y no estando satisfecha con los hijos adoptados, muriera al tratar de tener un segundo hijo (35:16-19).476

Entonces se encendió la ira de Jacob contra Raquel, y dijo: ¿Acaso estoy yo en lugar de Elohim que te impide el fruto del vientre? (30:2 BTX). El problema de la esterilidad continuó plagando la línea de Taré. La respuesta de Abraham a la esterilidad de Sara comenzó con la oración, pero terminó con Ismael y una multitud de problemas. La respuesta de Isaac a la esterilidad de Rebeca fue la oración. Sin embargo, la respuesta de Jacob a la esterilidad de Raquel fue la ira y la frustración. No hay duda que Jacob mismo había sido profundamente decepcionado porque Raquel no había podido tener hijos. Él dijo: ¿Acaso estoy yo en lugar de Elohim que te impide el fruto del vientre? Yaakov y Raquel se amaban entrañablemente. Pero a veces, cuando los afanes de este mundo pueden deformar una relación, las palabras de enojo y sentimientos heridos pueden ser el resultado. Tenemos que estar cerca del Señor en todo momento, confiando en Él, sabiendo que Él nos ama, creyendo que Él sabe lo que necesitamos, y esperando en Su tiempo. Sé que esto es más fácil decirlo que hacerlo, y todos estamos lejos de ser perfectos, pero si dejamos de confiar en Él, escenas como esta pueden convertirse en un lugar común.

En 14:1 nos presentaron a Amrafel rey de Sinar, de Babilonia. Él es más comúnmente conocido hoy como Hammurabi. Él vivió 800 años antes de Moshe y desarrolló un código de leyes y de ética que se convirtieron en el estándar desde el Golfo Pérsico hasta el Mar Caspio y desde Persia hasta el mar Mediterráneo. En este Código Hammurabi, era normal que una mujer estéril fuera sustituida por su sierva como una madre de alquiler, para que pudiera tener hijos y formar una familia. Raquel había tomado toda la vergüenza que ella podía manejar y se aprovechó de esta ley del Código de Hammurabi.

En su desesperación, Raquel decidió recurrir al expediente que había sido seguido por Sara hacía mucho tiempo, la de tener hijos a través de su sierva. Era una costumbre socialmente aceptada esos días. De hecho, es muy posible que para este mismo propósito, como seguro contra la esterilidad, que Labán diera a cada una de sus hijas una sierva. Humanamente hablando, era comprensible y quizás algo justificable. Espiritualmente, sin embargo, sólo puede ser considerado como un testimonio de su falta de fe en la promesa de Dios.477 Causó disensión para Abraham, y causará disensión para Jacob.

Y ella dijo: Aquí está mi sierva Bilha, llégate a ella, y que dé a luz sobre mis rodillas, así también yo seré edificada por ella (30:3 BTX). Por el Código Hammurabi, Raquel nombraría a los niños y sería la madre legal, no su esclava. Así legalmente: Y le entregó a su sierva Bilha por mujer, y Jacob se llegó a ella (30:4). Pero a pesar de que era una práctica aceptable en sus días, todavía tenía que ser extremadamente difícil dar al hombre que amaba a otra mujer. El hecho de que ella se lo dio a su sierva demuestra lo desesperada que estaba. Jacob no planteó ninguna objeción y se acostó con ella y Bilha concibió y dio a luz un hijo a Jacob (30: 4b-5). Cada esposa dio a Jacob su sierva en un esfuerzo por tener más hijos que la otra.478

Entonces dijo Raquel: ’Elohim me ha juzgado, y también ha oído mi voz y me ha dado un hijo. Por tanto, llamó su nombre Dan (30:6 BTX). Raquel, no Bilha, nombró al muchacho porque él era legalmente de ella. Entonces Raquel dijo: Dios me ha juzgado. En este contexto, significa justicia para alguien en una situación desesperada. Él ha escuchado mi oración y me ha dado un hijo. Debido a esto llamó su nombre Dan, o yadin que significa el va a juzgar. En cierto sentido, el hecho de que iba a impartir justicia fue cumplido por Sansón que era de la tribu de Dan. Pero en otro sentido, la tribu de Dan también fue juzgada más adelante en su historia debido a su adulterio espiritual.

Satisfecha con el rápido éxito de este acuerdo, Raquel siguió teniendo a Jacob con el engaño de Bilha, ahora considerada como una esposa real de Ya'akov, aunque sólo una esposa de segunda clase, como una concubina. Ella estuvo muy pronto embarazada otra vez.479 Y Bilha, sierva de Raquel, concibió otra vez y dio a luz un segundo hijo para Jacob (30:7 BTX).

Y dijo Raquel: Con luchas de Dios he luchado con mi hermana, y he vencido. Y llamó su nombre Neftalí (30:8). En hebreo, una gran lucha es niftalee (o naftúl). Y llamó su nombre Neftalí, lo que significa que he estado enredada en una lucha desesperada. La lucha de Raquel con Lea había sido en realidad una lucha con Dios y por Su favor. Raquel sabía que era Dios quien había cerrado su matriz y abierto la de Lea. 480 Por el momento, ella pensó que había prevalecido. Ventaja Raquel.

 

< previous page
next page >

Génesis | Exodo | Isaias | Rut | Ester | Jeremias
La Vida de David | Jonas | Judas | La vida de Cristo | Hebreos | Apocalipsis
English | Español | Testimonios | Acerca de nosotros