Dos Naciones, un vientre

25: 19-26

ESCUDRIÑAR: ¿Por cuánto tiempo Isaac y Rebeca oraron por un hijo? ¿Qué profecía le dio ADONAI a Rebeca acerca de los gemelos, incluso antes que ellos nacieran? ¿Quién iba a servir a quién? ¿Qué significan los nombres de los hijos? ¿Por qué el nombre Jacob nunca debe traducirse engañador? ¿Por qué es importante esto?

REFLEXIONAR: ¿por qué ha estado orando usted? ¿es la espera en el Señor difícil para usted? ¿Es el tiempo de ADONAI perfecto, o ha tomado el asunto en sus propias manos? ¿Puede usted dejar a Dios ser Dios?

Ésta es la historia de Isaac, el hijo que tuvo Abraham. Isaac tenía cuarenta años cuando se casó con Rebeca, que era hija de Betuel y hermana de Labán. Betuel y Labán eran arameos de Padán Aram (25:19-20). Este es el relato de Isaac hijo de Abraham, y lo que pasó de Isaac a Esaú y Jacob. Abraham fue padrede Isaac (en hebreo: Yitz’chak), Isaac tenía cuarenta años cuando se casó con Rebeca, que era hija de Betuel, el arameo de la llanura de Siria, y hermana de Labán el arameo. Aram fue el hijo de Sem, por lo que los arameos eran semitas. Esta es la línea a través de la cual la Simiente de la mujer (3:15), o el Mesías, vendría, por lo que este es el hijo de la Semilla.

Cuando Isaac creció, su madre Sara y su padre Abraham le contaron la historia de su milagroso nacimiento. Ellos le dijeron lo mucho que lo anhelaban y lo mucho que oraron, año tras año, para que ADONAI lo enviara a ellos. Sara era estéril, pero ellos oraron. Un acto de Dios unió a Rebeca con Isaac. Ahora habría otro acto de Dios para vencer su esterilidad.403 Isaac había aprendido de sus padres que él era el hijo de la promesa, y que sería a través de él y sus descendientes que el Mesías vendría. Él había aprendido de su padre el dolor de tratar de dar al Señor una "ayuda" para tener un hijo con su esclava, y él había prometido dentro de sí mismo que no volvería a repetir ese error. ¿Qué le quedó por hacer a él? Isaac oró al SEÑOR en favor de su esposa, porque era estéril. El SEÑOR oyó su oración, y ella quedó embarazada (25:21). Entonces Yitz'chak oró a ADONAI, en nombre de su mujer, que era estéril. Y, al igual que Sara y Abraham habían esperado 25 años para el nacimiento de Isaac; Rebeca e Isaac también esperaron 20 años.404 Pero entonces el Señor contestó su oración, y su esposa Rebeca quedó embarazada.

El esperar en ADONAI es un acto de fe, lo más grande que alguna vez se requiera de los seres humanos. No es la fe en el resultado de lo que estemos pidiendo a Dios, es la fe en Su carácter, la fe en Él mismo. Esto es perfecta confianza en que Él le guiará en el camino correcto, en el momento adecuado, Él suplirá nuestras necesidades. Él cumplirá Su Palabra escrita. Él nos dará lo mejor si confiamos, creemos y tenemos fe en Él.405

Pero como los niños luchaban dentro de su seno, ella se preguntó: «Si esto va a seguir así, ¿para qué sigo viviendo?» Entonces fue a consultar al SEÑOR (25:22). Durante el difícil embarazo de Rebeca, los bebés luchaban dentro de su seno, y se preguntó: ¿para qué sigo viviendo? ¿Por qué es mi dolor tan grande? La lucha de estos dos bebés, que comenzó antes de sus nacimientos, representa la lucha que aún continúa en el mundo de hoy. Hay una lucha entre la luz y las tinieblas, entre el bien y el mal, entre el Espíritu y la carne que Pablo nos expone en Romanos 7.406

Entonces fue a consultar al SEÑOR (25:22b), y Él le profetizó a ella. El contenido de la profecía está en la forma de poesía hebrea, que no se basa en el ritmo o la rima, sino que se basa en el paralelismo: y él le contestó: Dos naciones hay en tu seno; dos pueblos se dividen desde tus entrañas. Uno será más fuerte que el otro, y el mayor servirá al menor (25:23). La primera línea es: Dos naciones hay en tu seno. La palabra hebrea para las naciones es goyim, que significa ambas naciones judíos y gentiles. La nación judía de Israel vendrá de Jacob (en hebreo: Ya'akov), y la nación gentil será de Esaú (más tarde la nación de Edom). La segunda línea en la poesía hebrea, completa el pensamiento de la primera línea, o dice lo mismo con distintas palabras. Por lo tanto, la segunda línea es: dos pueblos se dividen desde tus entrañas. Luego viene la tercera línea: Un pueblo será más fuerte que el otro, porque Israel será más fuerte que Edom. Y luego, la cuarta línea completa el pensamiento de la tercera: y el mayor servirá al menor (II Samuel 8:12-14), porque Edom serviría a Israel (25:23).

Romanos 9:10-12 enfatiza la importancia de la declaración de ADONAI a Rebeca. Sin embargo, antes de que los mellizos nacieran, o hicieran algo bueno o malo, y para confirmar el propósito de la elección divina, no en base a las obras sino al llamado de Dios, se le dijo a ella: El mayor servirá al menor. La elección del Señor de Jacob, el más joven, para heredar su promesa del pacto fue hecha antes que nacieran los niños. Esto demostró que la elección no dependía de lo que cualquiera de los dos hiciera. Dios es libre de elegir como Él quiere. El hecho de que Esaú resultó estar desinteresado en las cosas espirituales muestra cuán sabia son Sus opciones.407

Estoy seguro de que ella guardaba todas estas cosas y las meditaba en su corazón, al igual que María lo haría en el futuro (Lucas 2:19). ¿Pero ella debería hacer algo más que eso? ¿debería ella contarle a su marido? Pero ¿qué pasaría con los niños? ¿Habría algún problema si ella les dijera a ellos? ¿Debería dejar ella que el Señor trabajara y no decir nada, o debería involucrarse?

Cuando le llegó el momento de dar a luz, resultó que en su seno había mellizos (25:24). Las escrituras ya han proporcionado dos casos de rivalidad fraterna: Caín y Abel, Ismael e Isaac. En ambas ocasiones el hermano mayor surge con menor luminosidad que la supuesta. El caso no es diferente con Esaú y Jacob.408 Esta profecía casi no trajo ningún consuelo a Rebeca. Explicaba su dolor, pero planteaba más preguntas que respuestas. Cuando le llegó el momento de dar a luz, resultó que en su seno había mellizos. Ellos vinieron desde el mismo vientre, pero ellos eran de dos mundos distintos.

El primero en nacer era pelirrojo, y tenía todo el cuerpo cubierto de vello. A éste lo llamaron Esaú (25:25). El primero en salir fue pelirrojo, o la palabra hebrea admoni significa rojizo, y que se convirtió en la base para el nombre de la nación de Edom, que significa rojo, y todo todo el cuerpo cubierto de vello; A éste lo llamaron Esaú, que significa velludo. Así que su nombre personal era porque nació velludo, y el nombre de su nación se basa en el color de su pelo.

Luego nació su hermano, agarrado con una mano del talón de Esaú. A éste lo llamaron Jacob. Cuando nacieron los mellizos, Isaac tenía sesenta años (25:26). La palabra hebrea para talón es (akeiv o aquéb), que también vemos en las palabras del profeta Oseas cuando dijo: En el vientre tomó por el calcañar (talón) a su hermano, Y en su vigor luchó con Dios (Oseas 12:3 BTX). Y al igual que Esaú fue nombrado por su aspecto, Jacob fue nombrado por su acción, por lo que fue nombrado Ya'akov, que tiene la misma raíz que la palabra talón. El significado primario de su nombre es el que toma por el talón, o el que agarra por el talón. Aquí no hay ninguna connotación negativa. Aunque el significado secundario de sunombre es suplantador, que es un término neutro determinado por el contexto, aquí no aplica negativamente(Génesis 27:36; Jeremías 9:4). Su nombre nunca debe traducirse engañador. En el tiempo perfecto del Señor, Isaac tenía sesenta años cuando Rebeca los dio a luz a ellos (25:26b).

 

< previous page
next page >

Génesis | Exodo | Isaias | Rut | Ester | Jeremias
La Vida de David | Jonas | Judas | La vida de Cristo | Hebreos | Apocalipsis
English | Español | Testimonios | Acerca de nosotros