Tu nombre será Abraham,
porque te he confirmado como padre
de una multitud de naciones

17: 1-8

ESCUDRIÑAR: Después de trece años de silencio de Dios, Abram debió pensar que Ismael era el heredero prometido. ¿De qué manera ADONAI le muestra lo contrario? Con Su "corte del pacto" con Abram (15:9-21), ¿cómo el Señor ahora confirma esto? ¿De qué manera esta promesa es un pacto perpetuo? En el mundo antiguo, un nombre transmite la esencia de una persona, y quien daba un nombre tenía gobierno o propiedad sobre la persona. Entonces, ¿qué piensa usted del cambio de nombre de Abram y Saray? ¿Por qué cree usted que Dios se refirió a Sí mismo como El Shaddai a Abram?

REFLEXIONAR: ¿Quién recibirá un nuevo nombre? Si pudiera usted cambiar su nombre, ¿qué nombre elegiría? ¿Por qué? ¿Cuándo fue la última vez que cayó boca abajo en presencia del Señor? ¿Es Él poderoso en su vida? ¿Cómo puede usted estar seguro de que Dios cumplirá Sus promesas de pacto para usted?

Pasaron veinticuatro años desde que el pacto fue sellado con sangre (15:9-21) y trece años desde el nacimiento de Ismael (16:15), cuando ADONAI habló de nuevo a Abram. Su aparición no fue para criticarlo por tomar el asunto en sus propias manos engendrando a Ismael, sino para fortalecer la fe de Abraham en el pacto de sangre que Él había tenido con él. Después de esta larga ausencia, el Señor aseguró a Abram que Él todavía estaba trabajando y las promesas del pacto estaban seguras.279

Cuando Abram tenía 99 años, el SEÑOR se le apareció y le dijo: Yo soy (17:1a). ADONAI se le apareció en una teofanía, o una apariencia visible de Dios. 280 Esta es la cuarta de siete veces que Abraham recibe la revelación directa de Elohim (12:1-7, 13:14-17, 15:1-21, aquí, 18:1-33, 21:12-13 y 22:1-18). El Señor le dijo: Yo soy El Shadai, o Dios Todopoderoso. El nombre viene de la idea de que toda la fuerza y el poder se expresa en el término Dios o El. La palabra Todopoderoso viene de la raíz de la palabra que significa fuerte, poderoso o violento, especialmente en el sentido de que es tan poderoso como para dejar de lado las leyes de la naturaleza. Así como Dios es Omnipotente, es poderoso. Él era completamente capaz de cumplir todas las promesas que le había hecho a Abraham.

¿Quién mantiene el universo unido? Nadie más que Dios, que es infinitamente superior en fuerza y poder, sabe todas las cosas, sostiene el universo. ¡Eso es poderoso!

El Shadai le dijo: "Anda delante de mí." Hay otros pasajes que también describen nuestro caminar con Dios. Los hijos de Israel fueron alentados a caminar en pos del Señor (Deuteronomio 13:4). De Enoc y Noé fue escrito que caminaron con Dios (5:24, 6:9). Pero a quienes son miembros del cuerpo de Cristo se les dice que caminen en Él (Colosenses 2:6). La expresión caminar ante es sugerente de un niño corriendo por delante y jugando en la presencia de su padre, consciente de su perfecta seguridad, porque Él está justo detrás. El caminar en pos es sugerente de un siervo siguiendo a su amo. Caminar con indica compañerismo y amistad. Pero caminar en expresa unión o ser un miembro de Su cuerpo. Este es un concepto de la revelación progresiva que se desarrolla a través de las Escrituras.281

No solo estaba Abraham caminando delante de El Shadai, sino que Dios le dijo: sé intachable (17:1b) (perfecto). En toda la Biblia, el estándar de perfección está por delante. La Torá requiere que Israel ame a ADONAI su Dios con todo su corazón (Deuteronomio 6:5). El salmista dice que la Torá del Señor es perfecta, Restaura el alma (Salmo 19:7a). Era un estándar imposible, y estaba destinado a ser tal. El rabino Saúlo enseña que la Torá se convirtió en un tutor particular para dirigir a los judíos al Mesías y ser justificados por la fe (Gálatas 3:24). Un paidagogós o un tutor era un esclavo empleado por las familias griegas o romanas, cuyo deber era supervisar a los muchachos jóvenes en nombre de sus padres. El papel no era permanente, y fue un gran día de liberación cuando un chico finalmente obtenía la libertad de sus paidagogós. Su propósito era cuidar del niño sólo hasta que crecía y llegaba a la edad adulta, entonces él era libre.282

Pablo nos dice que éste era el propósito de la Torá. ADONAI se propuso que cuando el Mesías viniera y les ofreciera la salvación solo por la fe, los judíos, que deberían haber estado cansados de darse cabezazos contra el estándar de perfección, habrían de abrazarlo a Él. Finalmente serían liberados del estándar perfecto de la Torá. Desafortunadamente, para el momento en que Yeshua vino, los Judios se habían retirado del estándar de Dios a algo que podían hacer y en su lugar abrazaron la Ley Oral de los fariseos (ver el comentario sobre La vida de Cristo Ei - La Ley Oral), por la cual se anula la Palabra de Dios por causa de su tradición (Mateo 15:2 y 6) y se esclavizaron a sí mismos aún más. Sin embargo, cuando creemos en, tenemos fe en, o confianza en Cristo, nosotros llegamos a ser irreprensibles. La justicia y la perfección de Cristo es transferida a nuestra cuenta, y somos justificados y aceptados a Su vista. Pero ahora, aparte de la ley, se ha manifestado por la ley y los profetas: la justicia divina mediante la fe de Jesús el Mesías, para todos los que creen (porque no hay distinción alguna, por cuanto todos pecaron, y están privados de la gloria de Dios), siendo justificados por su gracia, sin merecimiento alguno, mediante la redención que tienen en Jesús el Mesías (Romanos 3:21-24 BTX).

Continuando, El Shadai, dijo: Así confirmaré mi pacto contigo, y multiplicaré tu descendencia en gran manera (17:2). Esta es la cuarto de confirmación del pacto de Dios con Abraham (12:1-3, 13:14-17, 15:7-21, aquí, y 22:15-18). El Señor había prometido hacer de Abram una gran nación (12:1-3), para que su descendencia fuera como el polvo de la tierra (13:14-17), y al igual que las estrellas del cielo, sin número (15:5). Luego se nos dice que Abram creyó al SEÑOR, y el SEÑOR lo reconoció a él como justo (15:6). Pero los años pasaron, y Abram no tenía hijo. Él se estaba convirtiendo en un hombre viejo y Saray en una anciana. Aún no había semilla. Tenían a Ismael, pero no traía el cumplimiento de la promesa y Abram ahora tenía 99 años. Pero ¿es algo demasiado difícil para ADONAI? ¡Nada es imposible para Él! Y es precisamente en este punto que se confirma la promesa de una semilla, y el nombre de Abram es cambiado a Abraham por revelación de Dios Todopoderoso.283

El vientre de Saray era una tumba, era un lugar muerto. Y de la muerte vino la vida. Isaac nació.284 El rabino Saulo nos dice: Y no se debilitó en la fe al considerar su cuerpo prácticamente muerto (teniendo casi cien años), o la muerte de la matriz de Sara; sino que, mirando la promesa de Dios, no vaciló con incredulidad, y fue fortalecido en la fe, dando gloria a Dios; plenamente convencido de que el que había prometido, era también poderoso para hacerlo (Romanos 4:19-21 BTX). Aquí la promesa del Tanaj da paso a la realidad de la Brit Hadashah, el Nuevo Pacto. La vida de la muerte fue la promesa que El Shadai hizo a Abraham. Por otra parte, Pablo toma esta promesa de vida de la muerte y lo aplica a nosotros a través de Cristo: el cual fue entregado por causa de nuestras transgresiones, y resucitado a causa de nuestra justificación (Romanos 4:25 BTX).

Entonces Abram cayó rostro en tierra (17:3b). Esta es la posición natural de los que están en la presencia de Dios. Esto lo vemos en toda la Biblia. Abraham cayó rostro en tierra otra vez en 17:17, cuando se enteró de que Sara daría a luz un hijo. Moisés y Aarón cayeron rostro en tierra continuamente en el desierto (Números 14:5, 16:4, 22 y 45, 20:6). Cuando Balaam vio al ángel de ADONAI que estaba en el camino con la espada desenvainada, cayó rostro en tierra (Números 22:31). Josué cayó rostro en tierra cuando se enfrentó con el Comandante del ejército de ADONAI antes de la caída de Jericó (Josué 5:14). David y los ancianos de Israel en I Crónicas 21:16 dice: David alzó la vista y vio que el ángel del SEÑOR estaba entre la tierra y el cielo, con una espada desenvainada en la mano que apuntaba hacia Jerusalén. Entonces David y los ancianos, vestidos de luto, se postraron sobre su rostro. Además, los espíritus malignos, al verlo, se postraban ante él, gritando: ¡Tú eres el Hijo de Dios! (Marcos 3:11). Por último, en el libro de Apocalipsis, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero (Apocalipsis 5:8, 14). Desde Génesis hasta Apocalipsis, vemos a hombres y mujeres caer rostro en tierra en la presencia de Dios. Así que Abraham estaba en buena compañía.

Y Dios Todopoderoso le dijo: "En cuanto a mí, este es mi pacto contigo: Serás padre de muchedumbre de gentes" (17:4). Esta es una nueva promesa. Hasta ahora, el Señor le había dicho que él sería el padre de una nación, la nación de Israel. Pero ahora él sería el padre de muchas naciones. Supongo que podría decirse que Abraham ha tenido probablemente más hijos que cualquier otro hombre que haya vivido sobre la tierra. Pero pensando en ello, durante cuatro mil años ha habido dos grandes líneas, la línea de Ismael y la línea de Isaac, y ha habido millones de personas en cada línea. ¡Qué familia, lo que sería regresar a casa! Añadido a esto, hay descendientes espirituales, porque los creyentes gentiles son también llamados hijos de Abraham por la fe en el Mesías. Cuando Dios le prometió a Abraham que sería el padre de muchas naciones, Él ciertamente cumplió Su promesa!285

Ya no te llamarás Abram, sino que de ahora en adelante tu nombre será Abraham, porque te he confirmado como padre de una multitud de naciones (17:5). Abram significa padre enaltecido. Durante toda su vida este hombre sin hijos tenía que ir por ahí con el nombre padre exaltado. ¡Qué vergüenza para alguien que no tenía hijos! Pero ahora sería llamado Abraham, que significa padre de muchos. La persona que modifique el nombre de otro reclama la propiedad de esa persona.

Más tarde, Dios iba a cambiar el nombre de Jacob a Israel, en conmemoración de su oración (32:28. 35:10). El rey de Egipto cambió el nombre de José, por Zafenat Panea, debido a su capacidad de revelar secretos (41:45). Otro rey de Egipto, posteriormente, cambió el nombre de Eliaquím hijo de Josías, al de Joacim, cuando él le hizo rey de Judá (II Reyes 23:34). Cuando el rey de Babilonia puso por rey a Matanías cambió su nombre por el de Sedequías (II Reyes 24:17). Así, también, cuando Nabucodonosor deseaba que a algunos de los jóvenes prisioneros judíos se impartiera la lengua y las costumbres caldea, cambió los nombres de Daniel (Dios es mi juez), Ananías (amado por el Señor), y Azarías, (el Señor es mi ayuda), Misael (quién es como Dios), a Beltsasar, o príncipe de Baal, Sadrac, o el comando de Aku, el dios babilonio de la luna, Mesac, o que es como Aku, y Abednego, o servidor de Nebo, el dios babilonio de la sabiduría, porque él era su amo terrenal (Daniel 1:6-7).286 Jesús cambió el nombre de Simón a Cefas (Mateo 16:17-18) y de Saulo a Pablo (Hechos 13:9).

La Biblia nos dice que un día los creyentes recibirán un nuevo nombre. Jesús dice: Al que salga vencedor le daré del maná escondido, y le daré también una piedrecita blanca en la que está escrito un nombre nuevo que sólo conoce el que lo recibe (Apocalipsis 2:17b). Nosotros no sabemos cuál será el nuevo nombre hasta que lo recibamos (Deuteronomio 29:29). Nuevo no tiene el significado en comparación con lo que es viejo en el tiempo, sino es nuevo en el sentido de ser completamente diferente. El nuevo nombre servirá de admisión de cada creyente en el cielo. Este nombre reflejará únicamente el amor especial de Dios por su adopción de cada uno de Sus verdaderos hijos. Él nos dará un nuevo nombre, porque Él es nuestro Maestro y Salvador.287

Después de nombrar a Abraham, ADONAI siguió profetizando, y dijo: Te haré tan fecundo que de ti saldrán reyes y naciones (17:6). El hecho de que los reyes judíos y gentiles vendrían de Abraham era también una nueva promesa.

Entonces Dios Todopoderoso reafirmó el pacto que había hecho con Abraham. Estableceré mi pacto contigo y con tu descendencia, como pacto perpetuo, por todas las generaciones. Yo seré tu Dios, y el Dios de tus descendientes (17:7). La palabra hebrea perpetuo, o olám no lleva el concepto de la eternidad, significa hasta el final de un período de tiempo determinado, en este caso, la duración total de la historia humana. No tiene el mismo concepto que la palabra en español. Por lo tanto, el pacto se establecería con y a través de una sola semilla específica, la simiente de Abraham. El Señor haría muchas naciones a través de Abraham; esto se sostendría a través de una sola nación, la nación de Israel.

Y dijo Dios: A ti y a tu descendencia les daré, en posesión perpetua, toda la tierra de Canaán, donde ahora andan peregrinando. Y yo seré su Dios (17:8). Sin embargo, a pesar de que Abraham no poseyó casi nada de la Tierra Prometida, y mientras que sus descendientes poseerían mucho más de la tierra prometida, nunca en la historia judía los judíos poseyeron toda la tierra prometida. Esto sólo se cumplirá en el Reino Mesiánico y estarán en posesión perpetua hasta la creación de un nuevo cielo y una nueva tierra (Apocalipsis 21:1).

Y yo seré su Dios (17:8b). Aunque muchos han ido por mal camino, y la historia de los descendientes de Abraham ha sido larga y triste, siempre ha habido al menos un remanente en cada generación que ha adorado y obedecido al Dios de Abraham. ADONAI es, por supuesto, el Salvador de toda la humanidad, ya sea que lo reconozcan o no; pero Él se comprometió aquí para ser de una manera especial y única Dios de los descendientes de Abraham.288 El Shadai hizo un pacto perpetuo con Abraham. ¿Es bueno esto hoy? Ciertamente lo es. El Señor prometió vida eterna para todo aquel que cree en Él (Juan 3:16). Si Dios Todopoderoso no va a cumplir Su pacto con Abraham, entonces es mejor para usted que lea nuevamente la letra pequeña del pacto. Pero tengo buenas noticias para usted. Él va a cumplir su pacto con Abraham y va a cumplir Su pacto muy bien. Jesús dijo: El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; Yo he venido para que tengan vida y la tengan en abundancia (Juan 10:10).

 

< previous page
next page >

Génesis | Exodo | Isaias | Rut | Ester | Jeremias
La Vida de David | Jonas | Judas | La vida de Cristo | Hebreos | Apocalipsis
English | Español | Testimonios | Acerca de nosotros