El propósito de los primeros once

capítulos del Génesis

1:1 a 11:29

Los primeros once capítulos del libro de Génesis registran los acontecimientos y circunstancias que eran necesarios para el llamado de Abraham, los patriarcas y la nación de Israel en primer lugar. El pecado humano era muy severo y amenazaba con deshacer la buena creación de Dios. Hubo varios ejemplos de esto. Después de la Caída (3:1-24), Caín mató a su hermano Abel (4:1-15). El Diluvio vino porque: Al ver el SEÑOR que la maldad del ser humano en la tierra era muy grande, y que todos sus pensamientos tendían siempre hacia el mal (6:5). Pero no importa cómo el pecado se generaliza, la gracia de Dios preserva el medio de salvación de la humanidad de todas las consecuencias del pecado. La historia primitiva llegó a su clímax cuando el hombre se preparaba para construir un monumento a sí mismo. Esto llevó al Señor a decir: Todos forman un solo pueblo y hablan un solo idioma; esto es sólo el comienzo de sus obras, y todo lo que se propongan lo podrán lograr (11:6). La combinación de la historia de Babel con la genealogía de Sem, que culminó con Abram, enfáticamente hace que el punto del llamado de Abraham constituya la respuesta divina a la condición humana, una respuesta de la gracia canalizada a través del pueblo hebreo, la nación israelita, y una Salvador judío, la Simiente de la mujer (3:15), Cristo el Señor.223

Hay una secuencia de: bendición - pecado - gracia, que se ve claramente en el libro de Génesis. Abraham, Isaac y Jacob son bendecidos con las promesas de ADONAI, y a pesar de sus fracasos, Elohim guarda Sus promesas hasta que encuentran su cumplimiento completo en la nación de Israel.

Sin embargo, el problema del pecado en Génesis 1-11 se demuestra que es de todo el mundo, para que todos nosotros podamos entender nuestro propio problema personal con el pecado. Ninguno de nosotros está exento. Pero la gracia de Dios se extiende como una corriente subterránea en todo el capítulo once. Él siempre mantiene una vía de escape. La promesa a Adán y Eva de que su descendencia confrontaría y conquistaría finalmente a la descendencia de la serpiente, es todavía una realidad hoy en día. A medida que viajamos a través del libro del Génesis, conoceremos los medios de escape. Por fin a través de la línea de Sem y Téraj, Él preparó el triunfo del Mesías sobre el pecado y el mal. Y así como el problema del pecado es a la vez universal y personal, la solución también es universal y personal. El Señor pagó el precio y nos compró a nosotros para volver a Él a través del sacrificio de su Hijo, Jesús el Cristo. Esto no sólo es la solución para la humanidad sino también la solución para usted y para mí.224

 

< previous page
next page >

Génesis | Exodo | Isaias | Rut | Ester | Jeremias
La Vida de David | Jonas | Judas | La vida de Cristo | Hebreos | Apocalipsis
English | Español | Testimonios | Acerca de nosotros